Comunidad celebra puesta en libertad de madre “DACAmentada” en Kentucky que afrontaba deportación

El director interino de ICE canceló una rueda de prensa programada para hoy en Washington, pero en los últimos meses ha dicho que prácticamente todo inmigrante indocumentado queda expuesto a su posible deportación
Comunidad celebra puesta en libertad de madre “DACAmentada” en Kentucky que afrontaba deportación
La hondureña Riccy Enríquez Perdomo, junto con su hijas nacidas en EEUU, Rony, de 11 meses y Melanie, de 5 años.

WASHINGTON.- La hondureña Riccy Enríquez Perdomo, una madre “DACAmentada” en Kentucky, había caído en las redes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) pero, en vez de ser deportada, se alistaba este jueves para salir en libertad de la cárcel, en lo que activistas pro-inmigrantes celebraron como una “victoria”.

Enríquez Perdomo, de 22 años, fue arrestada por ICE en Louisville el pasado 17 de agosto pero, según informó su abogado, Don Sherman, ésta quedará libre hoy mismo de la cárcel del Condado Boone.

La madre de dos niños nacidos en EEUU había ido a pagar fianza para otro familiar en el centro de detención de inmigrantes en Louisville, cuando los agentes de ICE la arrestaron, pese a tener su permiso bajo el programa de “acción diferida” (DACA) de 2012.

Enríquez Perdomo tenía una orden de deportación, pero eso no la descalificó del “DACA” porque cumplía con todos los requisitos.

Los documentos presentados en los tribunales muestran que Enríquez Perdomo, quien llegó a EEUU en 2004, a los nueve años de edad, recibió protección bajo DACA en marzo de 2015, y fue renovado por otros años en enero pasado.

Enríquez Perdomo trabajó con su permiso para Amazon.com en la localidad de Hebron hasta el nacimiento de su segundo hijo, Rony.

Los activistas tenían previsto transmitir en vivo en Facebook u salida de la cárcel, donde la espera su hija mayor, Melanie, con un cartel que reza: “Dejen de separar a las familias”.

Durante una conferencia telefónica con periodistas organizada por “America´s Voice, previo a su puesta en libertad,  Sherman, un abogado de Cincinnati, denunció la detención “ilegal” de su cliente, pero dijo que ICE le confirmó que ésta saldría hoy mismo del centro de detenciones.

Enriquez Perdomo “no tiene antecedente criminal, tiene dos niños y ha estado contribuyendo a la sociedad. (Los agentes) hasta habían contactado al consulado y habían reservado un vuelo de regreso a Honduras la próxima semana. Estaban tratando de agilizar su remoción antes de que los medios se enteraran”,  afirmó Sherman.

Un cuñado de Enríquez Perdomo y veterano de guerra, Robert Cote, dijo que aunque le estremeció la noticia, “no podemos perder de vista que esto le está ocurriendo a beneficiarios de DACA” y que, agentes de ICE, le comunicaron falsamente que bajo la Administración Trump “DACA ya no está en vigor”.

 “Con o sin la detención de Riccy, ellos (DHS) no están cumpliendo con las protecciones garantizadas por DACA y están deteniendo ilegalmente” a sus beneficiarios”, dijo Cote, quien pidió seguir en pie de lucha por el programa. 

 El abogado Josh Stehlik, del Centro Nacional para Leyes de Inmigración (NILC), dijo que el caso es otro ejemplo de los abusos de ICE y de cómo la Administración sigue minando un programa que “ha tenido un rotundo éxito en todo sentido”.

El caso de Enríquez Perdomo es similar al de Juan Manuel Montes, un joven de 23 años de San Diego (California), que fue deportado en febrero pasado pese a tener protección del “DACA”.

Un juez federal en California, Gonzalo Curiel –quien estuvo en la mira de Trump por su manejo de la demanda contra la Universidad Trump- ha dicho que iniciará los trámites para pedir a la Administración el retorno de Montes, aunque ICE insiste en que el joven salió de EEUU voluntariamente y de esta forma perdió su protección bajo el “DACA”.

¿Qué le depara al “DACA”?

Durante la contienda, el presidente Donald Trump prometió eliminar “DACA” por considerarlo un abuso de poder de su antecesor, Barack Obama.

Sin embargo, posteriormente, al recibir más información sobre el programa, reconoció que se trata de una decisión “muy difícil”, y aseguró que ofrecería a los “DREAMers” una respuesta “con corazón”.

Texas lidera una decena de estados que han amenazado con impugnar DACA en los tribunales si Trump no lo cancela el próximo 5 de septiembre. Mientras, fiscales generales de una veintena de estados, todos demócratas, se han ofrecido para defenderlo.

“Necesitamos que el presidente Trump diga de una vez por todas que el DACA está seguro, y que ordene a todos en su Administración,  incluyendo ICE, que lo respete y defienda”, subrayó Stehlik.

La incertidumbre mantiene en vilo tanto a los cerca de 800,000 inmigrantes amparados al “DACA”, muchos de los cuales han creado familias, abierto negocios, comprado vivienda, o iniciado carreras universitarias.

El director interino de ICE, Tom Homan, canceló una rueda de prensa programada para hoy en Washington, pero en los últimos meses ha dicho en varios foros que ahora prácticamente todo inmigrante indocumentado queda expuesto a su posible deportación.

Un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, David Lapan, y una funcionaria de la Casa Blanca, que pidió el anonimato, afirmaron hoy a este diario que la Administración mantiene el curso de sus “discusiones” sobre el futuro del “DACA” y, por ahora, no hay un anuncio “inminente”.