Estudiantes con altas necesidades en Long Beach recibirán más ayuda gracias a una queja

Padres de familia presentaron una denuncia contra el LBUSD por malgastar 40 millones de dólares
Estudiantes con altas necesidades en Long Beach recibirán más ayuda gracias a una queja
Marina Román Sánchez, con su hijo James, en una rueda de prensa en Washington Middle School.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Marina Román Sánchez, madre de dos jóvenes con necesidades de aprendizaje, dijo que fue muy doloroso enfrentar al sistema educativo del Distrito Escolar Unificado de Long Beach (LBUSD) para luchar por la educación de sus hijos.

Ella tiene un hijo de 21 años que padece autismo y otro de 17 años que tiene discapacidad de aprendizaje.

“Mi hijo [mayor] era ignorado en la escuela [Newcomb Academy] y una vez en una junta me dijeron que me conformara porque él era autista y nunca iba a aprender a leer”, dijo Román Sánchez.

Tras varios años de lucha y una demanda, ella logró que su hijo James asistiera a un programa especial de educación.

“Pero no se me hace justo que tuve que ganar una demanda para que mi hijo recibiera su educación”, dijo Román Sánchez, quien acompañó a padres de familia y activistas el jueves para anunciar que LBUSD ha tomado medidas concretas para atender a estudiantes con altas necesidades.

En abril padres de familia y organizaciones presentaron una denuncia administrativa con el departamento de educación de California contra el LBUSD por malgastar 40 millones de dólares que estaban destinados para estudiantes de bajos ingresos, aprendices de inglés y jóvenes de crianza.

James, hijo de Marina Román Sánchez, presume sus títulos.  (Foto: Aurelia Ventura/ La Opinión)

El fondo de 40 millones de dólares es proveniente de la ley de financiamiento escolar conocida como la LCFF. La demanda administrativa y la apelación fueron presentadas por Public Advocates, Inc. en nombre de Children’s Defense Fund-California (CDF-CA), Latinos en Acción-California, padres de estudiantes de bajos ingresos y aprendices de inglés.

Angélica Jongco, abogada con Public Advocates, dijo que descubrieron que el distrito estaba gastando el dinero en servicios básicos y no en programas específicos para los estudiantes con altas necesidades.

“Ellos pagaban como el salario de los maestros, libros, tecnología, infraestructura y personal”, dijo la abogada.

Gracias a la queja, el LBUSD, el tercer distrito más grande de California, ha dejado de pagar 14 millones de dólares en salarios de maestros con estos fondos y redujo significativamente los costos de tecnología, resultando en más de 17 millones de dólares para los próximos dos años hacia mejores servicios para estudiantes necesitados.

De no haber hecho el reclamo, el LBUSD habría gastado hasta 124 millones de dólares en tres años, perjudicando a estos estudiantes de alta necesidad, dijeron los organizadores.

Angélica Jongco, acompañada de miembros de la comunidad, en una rueda de prensa en Washington Middle School. (Foto: Aurelia Ventura/ La Opinión)

Esta información es critica para que la comunidad evalúe las inversiones del distrito para los estudiantes, como lo marca la ley de LCFF, aseveró Jongco.

“Aunque alentamos los esfuerzos que el distrito ha hecho para proporcionar mejor información, no debió haber tomado años de incidencia y una queja formal para hacer que el LBUSD explicara las estrategias utilizadas para los estudiantes de alta necesidad”, aseveró.

La abogada dijo que todos los niños tienen derecho a un libro de texto como condición básica del aprendizaje. “Este no es el tipo de gasto que cumple con la obligación del distrito de hacer más por los estudiantes de alta necesidad “.

Por su parte, Román dijo que aunque no puede regresar el tiempo para que su hijo reciba la educación que se merece, espera que su ejemplo pueda ayudar a prevenir la falta de educación apropiada de otros estudiantes.

Mientras tanto el LBUSD dijo que la ley del LCFF en su distrito “reúne o excede los requisitos del estado y de la ley” y es uno de los sistemas escolares más progresivos en cuanto al enfoque de grupos específicos de estudiantes en el plan.

“La próxima semana cuando la Secretaría de Educación de California publique los datos sobre el rendimiento estudiantil, el público podrá ver también que el año pasado el [LBUSD] demostró un mayor crecimiento en inglés y matemáticas que los otros distritos escolares grandes del estado”, dijo  Chris Eftychiou, portavoz de LBUSD.

Eftychiou dijo que en el distrito de Long Beach todos los estudiantes mejoran, incluyendo todos los subgrupos raciales/étnicos, estudiantes aprendices de inglés, estudiantes de educación especial y estudiantes sin hogar y en hogares de crianza. Y enfatizó que alrededor de 70% de los estudiantes del distrito corresponde a una de las poblaciones enfocadas dentro del plan.