Jóvenes DACA de Los Ángeles piden al Congreso: ¡Hagan su trabajo!

Advierten que no se quedarán de brazos cruzados y saldrán a las calles y aumentarán la presión

Con el corazón roto y las lágrimas a flor de piel,  una multitud de jóvenes angelinos beneficiados con la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) dejaron salir toda su frustración al enterarse de la cancelación de este alivio migratorio que tanto los ha beneficiado desde 2012.

Pero advirtieron que no se darán por vencidos.

Esto no es el fin, vamos a seguir luchando hasta alcanzar una legislación que cubra a los 11 millones de inmigrantes. Basta ya de racismo, opresión e injusticia hacia la comunidad inmigrante”, dijo con la voz entrecortada, Diana Ramos, beneficiaria de DACA.

Loading the player...

Durante una manifestación organizada por la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes (CHIRLA) afuera del edificio federal, donde la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) tiene sus instalaciones en el centro de Los Ángeles, se dejaron escuchar las voces de muchos de los jóvenes DACA afectados con la decisión de poner fin al programa.

Yamileth, que no dio su apellido, reconoció que su llanto no era de tristeza sino de enojo contra la nueva administración. “Voy a seguir luchando. Vamos a salir a las calles. No vamos a dejar que el presidente Trump nos use para que gane crédito en su partido”, dijo.

El dreamer Ivan Ceja pidió a los jóvenes indocumentados o con DACA como él que sean fuertes.

 

Los dreamers pidieron que se aprueben el Dream Act. (Aurelia Ventura)
Los dreamers pidieron que se aprueben el Dream Act. (Aurelia Ventura)

“Tienen poder y el apoyo de la comunidad que siempre nos van a defender y protegernos. Si no tuvieran fuerza, los antiinmigrantes no nos estuvieran atacando todos los días”, dijo con voz tronante.

Señaló que tuvo que decirse a sí mismo que es fuerte: “Los papeles no me definen. DACA no me define. Con DACA o sin DACA voy a seguir. A Trump, quiero decirle que el espíritu del inmigrante con o sin papeles, no tiene fecha de expiración”.

Hagan su trabajo

Angélica Salas, directora de CHIRLA, no se anduvo por las ramas para decirle al Congreso, “hagan su trabajo” en tanto al presidente Trump, le dijo, “¡tenga un poquito de corazón!”.

Y fue más allá: “qué cobarde, qué inmoral, qué injusto, deje de ser racista. Tenga un poquito de compasión y mire las caras de los muchachos DACA. No tuvo la dignidad de enfrentar a los 800,000 jóvenes a los que les quitó sus derechos. Nos mandó a (Jeff) Sessions [Fiscal General de Estados Unidos], el adversario número de los inmigrantes, quien debe haber estado regocijándose cuando daba la noticia”.

Pero sostuvo que van a usar la tristeza para forzar al Congreso a dar una solución que no ha dado en 15 años. “ Juntos vamos a pelear por un Acta de los Sueños para que sea un proyecto bipartidista y solitario, porque no queremos que se use a los jóvenes para que construya el muro del presidente Trump”, advirtió.

Precisó que harán mucho cabildeo en Washington D.C. y ayunos frente al Congreso. “Al mismo tiempo, vamos a tener dos campañas para que los jóvenes tengan una garantía y protecciones para en caso de que el Congreso no pase algo, y que el programa continúe después del 5 de marzo”, dijo.

Completó que tienen que forzar a los republicanos que a puertas cerradas les han dicho que sí apoyan a los jóvenes, para comprometerlos a que den el voto a una solución permanente para los jóvenes.

Diversas personas se manifestaron hoy por la tarde a favor de DACA en la Placita Olvera, en Los Ángeles. / Fotos: Aurelia Ventura

Por su parte, el alcalde angelino Eric Garcetti, dijo que la acción del presidente Trump es cruel. “Amenaza con separar familias, poner nuestra economía en riesgo y no hará nada por unificar Estados Unidos o hacernos más seguros”, señaló.

Urgió al Congreso a actuar lo más rápido posible para que se apruebe una legislación que proteja a los beneficiarios de DACA, y que dé a familiares, amigos y vecinos la seguridad y la paz mental que merecen.

“Los beneficiarios de DACA somos todos nosotros: maestros, estudiantes, dueños de negocios, jóvenes pensando en formar una familia en el único país que conocen, los Estados Unidos. Ellos pertenecen aquí. Y vamos a pelear porque se queden”, resaltó.