Los activistas afirmaron que no aceptarán una medida que ayude a los “DREAMers” pero “ponga la diana” de la deportación en sus padres.