Tercer género en California: ¿de qué se trata esta polémica medida?

La propuesta de ley SB 179 podría cambiar la historia

Guía de Regalos

Tercer género en California: ¿de qué se trata esta polémica medida?
Si se aprueba la SB 179, se proporcionará una tercera opción en licencias de conducir y actas de nacimiento
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Con la firma del gobernador Jerry Brown, California podría convertirse en el primer estado del país en oficialmente reconocer a ciudadanos que experimentan su identidad o expresión de género en maneras que no concuerdan con “la masculinidad” y “la feminidad”.

De ser firmada por el gobernador, la propuesta de ley SB 179 obligaría a California a proporcionar una tercera opción de género en documentos oficiales, incluidas licencias de conducir y actas de nacimiento. Además, las personas no binarias no tendrán que presentar una declaración del médico ni comparecer ante un tribunal para cambiar de género.

Los senadores estatales Scott Weiner (D- San Francisco) y Toni Atkins (D-San Diego) presentaron la propuesta, denomida “Ley de Reconocimiento de Género de California”, en enero. La propuesta fue aprobada por la Asamblea el miércoles y por el Senado el jueves—solo un día antes del plazo para promulgar leyes.

La propuesta ahora espera la decisión de Brown, quien no ha fijado su postura ante ella.

Para sus partidarios, la SB 179 marca un importante paso hacia adelante en una época en que la presidencia se esmera por deshacer los avances que la comunidad LGBTQ logró bajo la administración de Obama. Activistas que abogan a favor de los derechos LGBTQ esperan que la propuesta sea firmada y se convierta en un catalizador para el resto del país.

Cuando la Corte Suprema de EEUU aprobó el matrimonio igualitario en 2015, la Casa Blanca, bajo la jurisdicción de Barack Obama, celebró iluminando el inmueble con los colores de arcoíris. (Foto: Michael Reynolds/EFE)

Mientras avanzaba en ambas cámaras de la Legislatura, la propuesta se enfrentó a la oposición de grupos religiosos, como el Concilio de la Familia Californiana, un grupo cristiano que alegó que la propuesta “legalizaría una mentira” y que el género está basado en una “realidad biológica”.

De ser aprobada, se estima que se necesitará al menos $500,000 para actualizar los cambios en el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV, por sus siglas en inglés).

El gobernador Brown tiene hasta el 15 de octubre para firmar o vetar la propuesta.


NOTAS RELACIONADAS