California a días de convertirse en Santuario para los inmigrantes

La propuesta hecha ley va a prevenir que las policías locales y estatales no cumplan leyes federales de migración

Guía de Regalos

California a días de convertirse en Santuario para los inmigrantes
La ley solo necesita la firma del gobernador Jerry Brwon.

La Asamblea y el Senado de California aprobaron la propuesta de ley SB54 del líder del Senado, Kevin de León que de ser firmada por el gobernador Jerry Brown impedirá que los recursos de las policías locales y estatales sean usados para ayudar al Servicio de Migración y Aduanas (ICE) en el arresto de inmigrantes indocumentados.

Se prevé que el Acta de Valores como se le conoce a la SB54 que convertiría a California en un estado Santuario para los inmigrantes, sea firmada en los siguientes días por el gobernador quien tiene como plazo hasta el 15 de octubre para aprobarla.

Yo presenté el anteproyecto SB54 para proteger a nuestro estado y a la policía local, evitándoles tener que arrestar a madres, padres y a estudiantes trabajadores, en lugar de llevar a cabo sus obligaciones de protegernos a todos“, declaró el senador De León.

“Nuestros vecinos indocumentados podrán interactuar con los agentes del orden local para reportar delitos y ayudar en los procesos jurídicos sin temor a la deportación – y eso hará más seguras a nuestras comunidades”.

La medida prohíbe a las agencias estatales y locales del orden, incluido la policía en las escuelas y departamentos de seguridad, usar sus recursos para investigar, interrogar, detener, detectar o arrestar a las personas con el propósito de cumplir con las leyes de inmigración.

Le da el visto bueno

Y se espera que no haya ningún inconveniente para que la haga ley, ya que la versión aprobada en la Asamblea, fue negociada con el propio Brown.

El mismo gobernador dijo al terminar las negociaciones que la propuesta SB54 protege la seguridad y a la gente que viene a California a trabajar duro y hacer el estado un mejor lugar.

El líder del Senado dice que la SB54 proporciona protecciones sin precedentes a la comunidad indocumentada y previene que los recursos locales y estatales sean desviados para separar familias.

“California protegerá nuestras comunidades de la agenda migratoria radical y llena de odio de la administración Trump”, dijo.

Y asegurará que los residentes indocumentados puedan reportar crímenes y asistir en los procesos de acusación sin miedo a ser deportados, señaló.

Agregó que la decisión del presidente de anular DACA y reforzar las incursiones de ICE en los vecindarios, hace a la SB54 más necesaria que nunca.

Eddie Kurtz, director de la organización Courage Campaign, quien encabezó una manifestación de apoyo este viernes en el Ayuntamiento de Los Ángeles, dijo que esta medida permitirá que las escuelas, tribunales y otros espacios como las instalaciones del Departamento del Trabajo sean seguros para todos los californianos. “Depende de nosotros resistir el intento de esta administración de dividir el país en líneas raciales, y unirnos para defender a las comunidades más vulnerables al mantener a las familias inmigrantes juntas”, señaló.

Pone límites

Jon Rodney del Centro de Políticas del Inmigrante en California dijo que esta medida impedirá que el ICE actúe como intérprete para las policías locales sobre todo en el área fronteriza; limitará los casos en que los alguaciles y agentes del orden locales podrán transferir y notificar al ICE que una persona va a salir de una cárcel del condado ya que en la actualidad, en la mayoría de las ciudades y condados por cualquier falta menor, se le puede avisar.

Prohibe los acuerdos de colaboración 287 que se autoriza a los agentes locales a servir en algunas situaciones como agentes del ICE, un contrato vigente en el condado de Orange.

Esta ley es muy importante para limitar los abusos de ICE en las comunidades y vamos a seguir trabajando para fortalecer mayores protecciones para el debido proceso”, manifestó Rodney.

La oposición

La líder de los republicanos en el Senado, Patricia Bates de Laguna Niguel dijo que dados los recursos limitados, está de acuerdo en que las policías locales y estatales no debían hacer el trabajo de los agentes federales de migración.

Sin embargo, hizo ver que aún con las enmiendas hechas, la SB54 todavía puede conducir a que delincuentes peligrosos como conductores ebrios, pandilleros y quienes asaltan a agentes del orden sean dejados en las calles cuando debían ser deportados.

La Asociación de Sheriffs de California también se opone: “No podemos apoyar una legislación que limita nuestra capacidad para proteger nuestras comunidades y nuestra comunicación y cooperación con los policías federales. Esto amenaza la seguridad pública”, dijeron en un comunicado.