El Grito de independencia y de unidad en Los Ángeles

Los Ángeles celebra la cultura y los logros de la comunidad latina
El Grito de independencia y de unidad en Los Ángeles
Los Ángeles celebra el Mes de la Herencia Hispana.
Foto: Aurelia Ventura/La Opinion

En su celebración anual número 20 del Grito de Independencia, el ayuntamiento de Los Ángeles realizó una de las celebraciones más importantes para los mexicanos en el exterior.

Este año el concejal Gil Cedillo estuvo a cargo del programa para honrar la independencia de México, pero sin olvidar las celebraciones de independencia de Nicaragua, Costa Rica, Honduras, Guatemala, El Salvador y Chile.

Bajo su lema El Grito de Independencia y Unidad 2017, la ceremonia cívica incluyó un homenaje a la acción diferida para los llegados en la infancia (DACA).

Estudiantes indocumentados junto a activistas de la coalición pro derechos humanos de los inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA) mostraron un pequeño filme con el tema migratorio. Al culminar se unieron tomados de la mano como un signo de unidad.

El concejal Cedillo dijo que es importante celebrar la cultura y los logros de la comunidad latina, especialmente durante las celebraciones de la independencia de varios países latinoamericanos.

“Al celebrar nuestra independencia, estamos luchando contra la opresión y la discriminación en todas las formas de lo que está sucediendo en Washington DC”, dijo el concejal. “Nuestro pueblo es fuerte, resistente y logrado, que es importante celebrar”.

El concejal Jose Huizar, quien estuvo a cargo de el programa el año pasado dijo que como inmigrante mexicano orgullosamente zacatecano y el primer inmigrante mexicano que presta servicios en el ayuntamiento de Los Ángeles El Grito es muy especial para él.

“Aquí en Los Ángeles nuestra herencia e historia latina no están estancadas, es una historia viva, el presente con una historia que aún no se ha hablado del futuro, tengo mucha esperanza en ese futuro”, dijo el concejal en un comunicado. “Eventos como El Grito nos recuerdan quiénes somos y de dónde venimos, los retos que hemos enfrentado y superado, brindando esperanza para un futuro más brillante”.

El entretenimiento estuvo lleno de bailes folklóricos asi como con la música de diferentes cantantes mexicanos incluyendo el mariachi Sol de Mexico, Graciela Beltran y Kevin Ortiz.

El pequeño Andrés García, de 6 meses, acudió junto a su hermano Charlie Colin y sus padres a la celebración en L.A./ Foto: Aurelia Ventura

El grito de Dolores

La historia de México relata que en la década de 1810 México estaba bajo control español. Un movimiento independentista comenzó a tomar forma cuando José Bernardo Gutiérrez de Lara se dirigió al pequeño pueblo de Dolores Hidalgo en el estado de Guanajuato y pidió al sacerdote católico local Miguel Hidalgo que ayudara a iniciar un esfuerzo para liberar a México del control español.

Durante las primeras horas del 16 de septiembre de 1810, padre Hidalgo ordenó repicar las campanas de la iglesia y reunió a su congregación. Flanqueado por los capitanes Ignacio Allende y Juan Aldama, se dirigió al pueblo frente a su iglesia, instándolos a rebelarse en una lucha por la libertad. Su discurso se hizo conocido como el “Grito de Dolores”. Este fue el comienzo de la Guerra de la Independencia, que duró 10 años.

La campana de Dolores es uno de los principales símbolos del inicio de la lucha por la libertad hace más de 200 años. Actualmente está ubicada sobre el balcón central del palacio nacional.

Desde entonces cada 16 de septiembre se repite el Grito de Dolores en cada plaza o zócalo de México, y es conmemorado por mexicanos en todo el mundo. En la ciudad de Mexico el presidente de México toca la campana conmemorando ese llamado.

Alex Moreno de 11 años de edad junto a su padre Rogelio Moreno frente al Ayuntamiento,/ Foto: Aurelia Ventura