Nueva y “poderosa herramienta” de la Migra para atrapar indocumentados

Cada vez será más difícil, sino imposible cruzar la frontera dicen las autoridades
Nueva y “poderosa herramienta” de la Migra para atrapar indocumentados
Sofisticados drones se pondrán a prueba para patrullar la frontera
Foto: John Moore / Getty Images

El presidente Donald Trump ha dicho que quiere convertir a la frontera con México en una zona impenetrable gracias a su muro fronterizo, más agentes migratorios y tecnología de punta que pare 100% el flujo de indocumentados a los Estados Unidos. 

En este orden de ideas la Patrulla Fronteriza comenzará este mes el uso de varias naves no tripuladas que serán utilizadas para labores de seguridad en la frontera, informó la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.

Las pruebas se realizarán en tres sectores comenzando con Tucson, seguido del Rio Grande y el área de Swanton a finales de este año.

Los sistemas aéreos no tripulado (Suas) o comúnmente conocidos como drones son dirigidos por control remoto y permitirán a los agentes migratorios patrullar el área desde tierra; realizar labores de inteligencia, vigilancia y seguimiento a cualquier hora del día en lugares de alto riesgo tanto para personal de la migra como para aviones tripulados.

“Anticipamos que el programa Suas será una herramienta valiosa para el personal altamente entrenado de la Patrulla Fronteriza en la seguridad de nuestras fronteras y ayudará a identificar y a detener actividad ilícita a lo largo de las fronteras de Estados Unidos,” dijo Carla Provost, Jefe de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos en un comunicado.

“Estos aviones permitirán a los agentes de la Patrulla Fronteriza vigilar las zonas remotas de difícil acceso por otros medios, lo cual es crítico para nuestra capacidad de asegurar la frontera”.

Las aeronaves, que operarán por debajo de los 400 pies de altura, han sido diseñadas para ser portátiles, altamente maniobrables y de rápido despliegue, dijo la agencia en el comunicado.

En la actualidad, CBP utiliza aviones no tripulados, o drones, que vuelan a gran altura para fortalecer la vigilancia en las fronteras del país, incluyendo en operaciones de intervención con potenciales inmigrantes indocumentados así como en misiones de búsqueda y rescate.

Los drones entregarán los datos sensoriales y visuales vitales a los agentes delineando la trayectoria de cualquier objeto o persona que se mueva sobre el corredor fronterizo. 

La prueba piloto se realizará en dos periodos distintos para comprobar las capacidades de los sistemas en condiciones de calor y frío, informó la patrulla fronteriza.

Se espera que el Gobierno federal realice una revisión final, la cual incluiría la toma de decisiones sobre la inversión a futuro sobre la compra y uso de estas sofisticadas naves. Se espera que para abril de 2018 ya se tenga un plan de acción.