Mexicanos acorralan a sus políticos para donar $7,000 millones de pesos tras sismos

El dinero es el destinado a las campañas electorales de 2018
Mexicanos acorralan a sus políticos para donar $7,000 millones de pesos tras sismos
Los mexicanos están unidos para ayudar a víctimas de los sismos en su país.

Ciudadanos y activistas tienen acorralados a políticos e instituciones en México: quieren que donen los recursos para las campañas electorales de 2018, para que destinarlos a la reconstrucción de entidades afectadas por los sismos del 7 y 19 de septiembre que afectaron varios estados del país.

En change.org hay una iniciativa que suma casi 1.6 millones de firmas (hasta la publicación de este artículo), pero los mexicanos están compartiendo por redes sociales la propuesta: destinar $7,000 millones de pesos para labores en la Ciudad de México, Estado de México, Tlaxcala, Puebla, Morelos, Guerrero, Oaxaca y Chiapas. “Que el INE-Instituto Nacional Electoral donde los casi 7,000 millones de pesos destinados a los partidos políticos en México a los damnificados de la tragedia del sismo (sic) del 7 y 19 de Septiembre de 2017”, se escribió en la iniciativa lanzada por Alfredo Aguirre, un ciudadano de Monterrey, Nuevo León. “No es justo destinar tanto dinero de nuestros impuestos a los partidos políticos si miles de mexicanos sufren ante esta enorme tragedia. Todos debemos apoyar”.

Entre los rostros de personas perdidas y labores de rescatistas, en otros espacios, como Facebook y Twitter se comparte la petición bajo la etiqueta #PartidosDenSuDinero.

Aunque la primera cifra que da título a este artículo es la que se pide, a mediados de agosto, los consejeros electorales aprobaron $6,788 millones de pesos para las campañas electorales de 2018, no es todo el dinero que recibirán los partidos para ese periodo, sólo para el proceso federal.

Gran parte de esos recursos estarían destinados a los tres principales partidos: el PRI con $1,689 millones de pesos; al PAN con $1,281 millones, y al PRD con $773 millones, otorgados con base en la Constitución y la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, lo cual fue defendido en su momento por el presidente del INE, Lorenzo Córdova.

Consejeros de ese Instituto declinaron otorgar entrevistas, pero una fuente confirmó que se está trabajando seriamente en el tema, aunque no se dijo si se decidirá donar todos esos fondos o sólo una parte.

El consejero Marco Muñoz afirmó en su cuenta de Twitter que “INE, partidos y SHCP  (estaban) conscientes de la urgencia. Se actuará con celeridad. Todos debemos apoyar. Es momento de solidaridad nacional”, escribió.

Más tarde, el consejero presidente Córdova, publicó una postura oficial en su cuenta de Twitter, donde afirmó que se había estado trabajando con partido para encontrar una vía legal para destinar los recursos a donde la población lo pedía, y que sería la decisión de los partidos hacerlo.

El diputado de la Ciudad de México, Jorge Triana, de Acción Nacional, dijo que sí había una posibilidad de que los recursos que “no son de los políticos” se reorientes, ya que se deben “devolver”, a las arcas públicas y reasignarlos.

La referencia a SHCP (Secretaría de Hacienda) es porque la Constitución establece que debe haber acuerdos para la asignación y etiquetamiento de los recursos. En el caso de los partidos es porque forman parte del Consejo General del INE.

Éste no es un debate nuevo, el 14 de septiembre fue abierto por Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena, cuando publicó en Twitter que pediría a su partido donar el 20% de los recursos que le fueron asignados para gastos de campaña de la elección federal, para ayudar a las poblaciones en Oaxaca y Chiapas. “Propondré al Consejo Nacional… destinar el 20% del gasto de campaña de 2018 para los damnificados del Itsmo y del sureste del país”. No pedía destinar el total de campañas, sólo un porcentaje.

Su mensaje llegó tras reunirse con legisladores de su partido en Veracruz,Oaxaca, Chiapas y Tabasco, afectados por el temblor del 8.2 grados en escala de Richter del 7 de septiembre.

De los 649.2 millones de pesos que el Instituto Nacional Electoral (INE) le destinó al partido, alrededor de 207 millones de pesos estarían destinados a campañas, por lo que López Obrador estaría pensando donar unos 41 millones de pesos, según análisis de los periódicos Reforma y El Financiero-Bloomberg.

La idea de López Obrador fue casi rechazada por la clase política y por los propios consejeros del Instituto, como Benito Nacif, quien le dijo al diario Reforma que “sólo se pueden usar sus prerrogativas para los fines establecidos en la ley; si se apartan de esos fines, incurren en una falta que, al momento de revisar los informes de gastos, el INE está obligado a sancionar”, afirmó.

El INE, los partidos políticos y las autoridades hacendarias determinarán cómo reorientar los recursos sin violar la ley. Por ahora, los ciudadanos han ganado, al menos en poner el tema sobre la mesa, lo cual, de algún modo, también es parte de la democracia.

Esta nota se actualizó con la postura del consejero presidente Lorenzo Córdova.