La Patrulla Fronteriza arresta a los padres de un bebé que necesitaba una cirugía

Cuando Oscar e Irma Sánchez llevaron a su bebé al hospital para realizarle una cirugía de emergencia, los arrestó ICE
La Patrulla Fronteriza arresta a los padres de un bebé que necesitaba una cirugía
El matrimonio Sánchez fue arrestado por ICE en un hospital de Texas.
Foto: Twitter

Oscar e Irma Sánchez, ambos inmigrantes indocumentados que viven en Texas, fueron arrestados mientras esperaban una cirugía urgente para su hijo de dos meses, en un acto que destaca el terrible costo humano de la cruzada antiinmigrante del presidente Donald Trump, reportan varios medios de EEUU.

Una historia desgarradora publicada por NPR el miércoles por la noche detalló cómo la pareja entró en contacto con los funcionarios de Inmigración y Aduanas en mayo, mientras buscaba tratamiento para la estenosis pilórica de su hijo Isaac, una condición que causa vómitos y pérdida de peso en bebés.

No había ningún hospital que pudiera realizar la cirugía en el área del Valle del Río Grande donde vive la pareja, por lo que tendrían que conducir a un hospital para niños en Corpus Christi, Texas, y pasar por un puesto de control de la Patrulla Fronteriza.

Pero como estaban sentados en otro hospital, tratando de averiguar cómo proceder, la situación quedó definida para ICE, cuando un agente de la Patrulla Fronteriza apareció en la sala de espera.

Oscar Sánchez dijo a NPR que sospecha que una enfermera llamó a las autoridades. El agente de ICE dijo que los agentes podrían acompañar a la pareja al hospital de Corpus Christi para que su hijo reciba su cirugía, pero que serían arrestados en el momento de su llegada y enfrentarían procedimientos de deportación. Como cualquier padre lo haría, la pareja estuvo de acuerdo.

Lo que siguió fueron dos días consecutivos de vigilancia constante por parte de agentes de la Patrulla Fronteriza, quienes Sánchez dijo que nunca los dejaron, pidiendo a Irma que mantuviera abierta la puerta mientras la amamantaba y que los seguían a la cafetería del hospital.

Los dos padres fueron arrestados y llevados por separado a la estación local de la Patrulla Fronteriza para ser fichados antes de que se les permitiera regresar al lado de su bebé. Sánchez le pidió al médico que retrasara la operación hasta que él y su esposa pudieran estar en el hospital.

“No sabíamos si iban a dejarnos quedarnos con nuestro hijo o no”, dijo Sánchez a NPR en español. “Te sientes vulnerable.”

Varios activistas comentaron que el tratamiento al que la familia Sánchez fue sometida suele estar reservado para objetivos de alto valor como miembros de bandas violentas o traficantes de drogas. Ni Oscar ni Irma tienen antecedentes penales.

La Patrulla Fronteriza, en un correo electrónico inicial a NPR, dice que se aseguró de dejar a uno de los padres con el bebé en todo momento. Cuando se le preguntó acerca de la operación pospuesta por los arrestos, la Patrulla Fronteriza dijo que sus agentes no jugaron ningún papel en la decisión.

“Esa fue una decisión que el médico y el personal médico hicieron”, dijo la agencia en el comunicado.

Después de que NPR publicara esta historia en línea, Manny Padilla, jefe del sector del Valle de Río Grande de la Patrulla Fronteriza, envió una declaración adicional por correo electrónico. “Estamos felices de haber podido ayudar a una vida humana”, dijo, “Tenemos un trabajo que hacer, pero hacemos ese trabajo lo más humanamente posible”.