Por qué debemos mostrar una cara positiva ante el mundo

Es posible que pienses que tú sola no puedes marcar una diferencia, pero en realidad, sí puedes
Por qué debemos mostrar una cara positiva ante el mundo
Si cada una de nosotras ponemos un pequeño granito de arena de optimismo, se pueden lograr grandes cosas porque se genera un efecto “bola de nieve”./Shutterstock

Ser positiva –y demostrarlo– es una gran cualidad, porque podemos convertirnos en un factor de cambio en un mundo convulsionado y caotizado por los problemas.

Es posible que pienses que tú sola no puedes marcar una diferencia, pero en realidad, sí puedes. Si cada una de nosotras ponemos un pequeño granito de arena de optimismo, se pueden lograr grandes cosas porque se genera un efecto “bola de nieve”, es decir, algo muy pequeño se convierte en algo inmenso.

Un pequeño gesto de tu parte puede cambiarle la vida a una persona: No estamos exagerando. En realidad no sabes si una sonrisa, un saludo afectuoso o una frase alentadora es todo lo que una persona necesita en ese momento para salir adelante. Puede que sí, puede que no, pero tú cumples con ofrecerlo.

Sé paciente y tolerante con los demás: A veces cuesta un poco mostrar nuestra mejor cara, porque ante un problema nuestra reacción primaria es de frustración. Pero en esos momentos no olvides respirar profundo, buscar dentro de ti la fuerza para mostrarte tolerante y paciente, y de ese modo buscar la solución al problema en vez de agrandarlo.

Ten buena disposición para ayudar a los demás: Esto implica esfuerzo y algunas veces sacrificio, pero para vivir en armonía con tu entorno es necesario que estés abierta y dispuesta a ayudar en lo que puedas.

Lo que das es lo que recibirás: Por simple ley del “karma”, lo que tú siembres es lo que cosecharás. Si eres positiva y optimista, y mantienes una “buena vibra”, entonces atraerás cosas y situaciones buenas a tu vida, y las cosas malas que vengan las podrás asumir mejor.

@PosadaLifeCoach