EEUU registra aumento de homicidios y crímenes violentos en 2016, dice FBI

El índice de crímenes violentos, aumentó en 4,1%, lo que supone el mayor incremento en 25 años
EEUU registra aumento de homicidios y crímenes violentos en 2016, dice FBI
Indice de crímenes violentos en aumento.
Foto: Captura de pantalla. YouTube

WASHINGTON.- EEUU registró por segundo año consecutivo un aumento en el índice de homicidios y crímenes violentos en 2016, debido en parte a un incremento de la violencia en grandes centros urbanos como Chicago (Illinois), Baltimore (Maryland),  y Las Vegas (Nevada), según un informe divulgado este lunes por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), que suscitó críticas de activistas.

El informe anual indicó que el índice de crímenes violentos, categoría que incluye violaciones, asaltos, asesinatos y robos, aumentó en 4,1%, lo que supone el mayor incremento en 25 años. Mientras, el índice de homicidios, como categoría aparte, subió en 8,6%.

En total, el país registró 17,250 asesinatos y alrededor de 1,2 millones de crímenes violentos en 2016,  según el informe que desató un debate sobre la política de la Administración Trump para castigar a criminales.

De entre los crímenes violentos, el asalto con agravantes conformó el 64,3% de los casos, mientras que los robos fueron el 26,6%, las violaciones fueron el 7,7%, y los asesinatos el 1,4%.

En cambio, los crímenes contra la propiedad registraron un descenso del 1,3%, en lo supone ha sido la tendencia en los últimos 14 años. En esa categoría, los hurtos conformaron el 71,2%, mientras que los robos domiciliarios fueron el 19,1%, y el robo de vehículos fueron el 9,7%.

Según el informe, la ciudad de Chicago encabezó la lista de urbes en todo el país con el mayor número de asesinatos, con un total de 765, lo que representa más del doble del de la ciudad de Nueva York, o más del 20% de todo el incremento a nivel nacional.

El índice de asesinatos en 2016 a nivel nacional fue de 5,3 por cada 100,000 habitantes, su mayor incremento desde 2008 y, según el informe oficial, la mayoría de estos crímenes se cometieron con armas de fuego.

Aún así, ese índice índice es notablemente menor que el registrado en 1991, que entonces fue de 9,8 por cada 100,000 habitantes.

No obstante, el fiscal general y secretario de Justicia, Jeff Sessions, conocido por su “mano dura” contra los criminales, aseguró hoy en una declaración escrita que el informe es una llamada de alerta para “frenar la creciente marea de crímenes violentos”.

“Por el bien de todos los estadounidenses, debemos confrontar y revertir la creciente marea de crímenes violentos. Y debemos hacerlo juntos”, afirmó Sessions, quien en las últimas semanas ha viajado a varios estados para promover su lucha contra las pandillas.

“El Departamento de Justicia está comprometido a trabajar con nuestros socios estatales, locales y tribales en todo el país para disuadir los crímenes violentos, desmantelar organizaciones y pandillas criminales, frenar el flagelo del narcotráfico, y enviar un mensaje a los criminales de que no cederemos nuestras comunidades a la ilegalidad y la violencia”, enfatizó.

Sin mencionar por nombre al presidente Barack Obama, quien promovió durante su mandato una reforma penal, Sessions afirmó que “el preocupante incremento en los crímenes violentos, que comenzó en 2015 despues de muchos años de declive, no fue un incidente aislado”.

Pero el propio informe del FBI precisó que, aunque las estadísticas apuntan a un incremento en los crímenes violentos respecto a 2015,  las tendencias en los últimos cinco y diez años muestran un descenso del 12,3% respecto a 2007.

Es decir, el índice de crímenes violentos en 2016 reflejan un descenso del 18% en comparación con 2007, y el de asesinatos, un declive del 16% en ese mismo período.

¿Politización de cifras?

Kevin Ring, presidente del grupo “Familias contra Sentencias Mínimas Mandatorias” (FAMM, en inglés), criticó la aparente politización del informe del FBI por parte de la Administración Trump.

“Esto en realidad no es nuevo. Sabíamos que los crímenes aumentaron en algunas ciudades en 2016, y lo más importante es que los números preliminares de 2017 indican que el aumento temporal fue solo eso, temporal”, dijo King.

“Es importante eso porque el fiscal general Sessions sugirió a principios de este año que un aumento “permanente” en los crímenes violentos requiere regresar a antiguas políticas que son contraproducentes”, agregó King, cuyo grupo aboga por una reforma del sistema penal en EEUU.

 

Por su parte, el Centro Brennan para la Justicia de la Universidad de Nueva York también destacó su propio análisis preliminar que indica que, en lo que va del año, los índices de crímenes violentos y asesinatos continúan a la baja, en lo que sería su segundo nivel más bajo desde 1990.

El informe del FBI se elaboró con base a estadísticas recabadas entre 16,782 ciudades, condados, y agencias estatales, federales, y tribales, así como de entidades universitarias.

El director del FBI, Christopher Wray dijo en un comunicado que acompaña el informe que su agencia está comprometida con la transparencia, especialmente en lo relacionado al uso de la fuerza por parte de las agencias del orden.