Tribunal de apelaciones da luz verde a parte de la ley anti inmigrante de Texas

La decisión echa para atrás una parte importante de la orden judicial que detuvo la implementación de SB4, una ley que obliga a policía y autoridades locales del estado de Texas a colaborar estrechamente con las agencias federales de inmigración
Tribunal de apelaciones da luz verde a parte de la ley anti inmigrante de Texas
Funcionarios locales y activistas comunitarios afirman que la llamada ley "anti santuario" está diseñada para discriminar contra los latinos y violenta los derechos constitucionales de los inmigrantes y de los propios policías estatales (foto: proporcionada)

Una decisión unánime del Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito restableció hoy dos de las cláusulas claves de la ley anti inmigrante SB 4 de Texas, incluyendo la obligación de las agencias locales de responder a órdenes de detención de ICE o “detainers”.

El dictamen se dió hoy, a poco menos de un mes que un juez federal suspendió la aplicación de casi toda la ley anti inmigrante SB 4 en ese estado de la unión americana, pendiente un juicio federal sobre la constitucionalidad de la medida.

La decisión del panel de tres jueces del Quinto Circuito representa una victoria para Texas y su procurador general Ken Paxton, quien defiende la llamada ley que su gobierno estatal aprobó este año para obligar a policías y otras autoridades locales a colaborar estrechamente con la Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE).

Paxton se congratuló de inmediato por el fallo.

La Ley SB4, que sus partidarios, los líderes republicanos de Texas llaman “anti santuario”, tiene muchos detractores en el estado, incluyendo alcaldes locales, jefes de policía y activistas, que consideran que es inconstitucional e irá en detrimento de la seguridad pública, al forzar que las agencias de la ley actúen como agentes migratorios.

Los jueces también dejaron en pie una cláusula que impediría que departamentos y agencias locales del estado de Texas prohiban a sus empleados la colaboración o asistencia con agentes migratorios, teóricamente permitiendo el trabajo conjunto entre policía local e inmigración.

Tom Saenz, Presidente del Fondo Mexicoamericano para la Defensa Legal (MALDEF),  dijo que no está claro que esta decisión, que “podría aplicarse apenas durante pocos meses” mientras se finaliza el juicio sobre la ley, le de realmente luz verde al estado.

Apuntó que el fallo aclara que una orden de detención de ICE no significa que una persona debe estar presa o bajo detención obligatoria. “Todo depende de como lo aplique cada jurisdicción”, dijo Saenz.

También agregó que los jueces solo permite que agentes “cuyo trabajo es relevante a inmigración” colaboren con las agencias federales, y no los policías en general.

“Yo no leo aquí un permiso para que los policías de tráfico hagan tareas de inmigración”, dijo Saenz. “Se que Paxton canta victoria, pero yo creo que tenemos una definición diferente de victoria”.

La decisión de hoy no es la definitiva, es apenas la lucha por suspender la aplicación de la medida hasta que se haya litigado totalmente en las cortes, en base a la demanda presentada por las ciudades de Houston, DAllas, El Paso y El Cenizo, la organización LULAC y la Sheriff de Travis County, Sally Hernández.

Un legislador estatal de Texas, el demócrata Eddie Rodríguez, dijo que a pesar de la “decisión mixta”, la ley SB 4 no debería aplicarse hasta que “su legalidad haya sido afirmada por las cortes o anulada por las mismas, después del juecio”.

“La SB 4 no se parece a ninguna ley de nuestro estado o la nación y los expertos han ofrecido serios cuestionamientos respecto a los límites a la libertad de expresión y de proceso legal”, dijo Rodríguez en un comunicado.

La ley SB4 no sólo hace mandatoria la colaboración de agentes de la ley en Texas con agentes migratorios, sino que prohibe a líderes policiales expresas oposición a dicha colaboración y les obliga, so pena de destitución, multas y castigos, a colaborar estrechamente con ICE.