Arma una huerta hidropónica en casa

Son cultivos que crecen sin tierra, solo con agua y los nutrientes necesarios, muy fácil de hacer y te enseñamos sus secretos para que puedas replicarlos vos misma
Arma una huerta hidropónica en casa
La hidroponía consiste en cultivar sin necesidad de tierra.
Foto: Getty Images

Las huertas hidropónicas o la hidroponía son una técnica para cultivar plantas sin usar tierra, simplemente con agua y usando un medio inerte como sustrato, al que se añade una solución de nutrientes que contiene todos los elementos esenciales vitales para que la planta se desarrolle y crezca.

Si hace tiempo que te viene rondando la idea de armar tu huerta orgánica, te mueres por cultivar tus propias verduras o especies frescas pero no tienes un jardín ni el espacio suficiente, esta puede ser una buena opción. Las huertas se arman en forma vertical, así que solo necesitas un balcón al que le dé algo de Sol.

¿Qué se puede cultivar?

Con las huertas hidropónicas es posible cultivar distintas hortalizas y plantas aromáticas.

Verduras: acelgas, ajos, berenjenas, brócoli, calabazas, cebolla, rúcula, coles, coliflores, tomates, pepinos, rábanos, tomates, todas las variedades de lechugas y distintos tipos de pimientos.

Aromáticas: albahaca, ajenjo, anís, cilantro, eneldo, hierbabuena, jengibre, lavanda, manzanilla, orégano, perejil, romero y tomillo.

¿Qué necesitas para armar tu huerta hidropónica?

1) Recipiente. Es preciso un recipiente que prevea el tamaño promedio de la planta a cultivar o canal de cultivo. Es indispensable que no deje pasar la luz, es decir que se deben evitar los recipientes transparentes.

2) Nutrientes. Se necesita una solución de nutrientes para que las plantas se alimenten. Los nutrientes adecuados para la hidroponía son el calcio, el cobre, el azufre, el fósforo, el potasio, el zinc, el nitrógeno, el hierro, el oxígeno, etc.

3) Sustrato. Es lo que permite el desarrollo de las plantas en el cultivo hidropónico y se caracteriza por ser inertes (de ahí que se conozcan como cultivos sin suelo). La lana de roca es el sustrato reconocido mundialmente por ser el que mejor se adapta a esta técnica.

4) Riego. Los nutrientes se proporcionan mediante el riego, que tiene lugar gracias a que las raíces están en contacto con el agua.

5) Luz. Es necesario contar con 3 o 4 horas de Sol para que las plantas puedan crecer fuertes

6) Poco espacio. Esta técnica se destaca por poder obtener una gran cantidad de cultivo en espacios reducidos.

Si bien estas huertas pueden ser construidas de manera casera, también se puede conseguir el kit de huerta completo y ya instalado para que en poco tiempo puedas cosechar tu propio alimento.

Algunos beneficios de las huertas hidropónicas

Ahorro de agua: se reduce el uso de agua hasta un 90%.

Menos espacio necesario: la cantidad de espacio requerido es 4 veces menor de la que necesita un cultivo tradicional.

Se reducen los costos de producción considerablemente.

Menos bacterias: existe menos posibilidad de encontrar bacterias, parásitos y hongos en el cultivo.

Mayor higiene: la higiene y la limpieza pueden controlarse mejor en el cultivo.

Menor incidencia del clima: los cultivos son afectados en menor medida por fenómenos meteorológicos.

Mayor ROI: tiene un rápido retorno de inversión.

Mayor productividad: los cultivos tienen una mayor velocidad de crecimiento.

Fácil mantenimiento: Este tipo de huertas requieren de muy poco mantenimiento.