Los dentistas tratan a pacientes cada vez más jóvenes

Los condados de San Francisco y Alameda lanzan programas piloto para capacitar a profesionales en la atención de bebés
Los dentistas tratan a pacientes cada vez más jóvenes
Dentistas aconsejan la atención de los niños, desde temprana edad.
Foto: Archivo / Shutterstock

Allen Barron frunce su rostro diminuto y se lamenta mientras su madre lo inclina suavemente hacia atrás en el regazo de Jean Calvo, residente dental pediátrica de la Universidad de California en San Francisco (UCSF).  La residente cuenta los dientes de leche de su paciente y comprueba si tiene caries.

Para algunos, el niño de 20 meses puede parecer demasiado joven para un examen dental. Pero, según las principales asociaciones profesionales dentales y pediátricas, está un poco atrasado.

Según  la Academia Americana de Odontología Pediátrica,  para evitar problemas dentales y asegurarse de que los padres aprendan a prevenir las caries en los niños, los bebés deben tener su primer examen cuando aparece su primer diente, o a más tardar en su primer cumpleaños.

Sin embargo, muchos dentistas se sienten incómodos tratando a bebés.

“La gente piensa que los niños tienen miedo de los dentistas, pero realmente es que los dentistas tienen miedo de los niños”, dijo Pamela Alston, dentista y directora dental del Eastmont Wellness Center de Oakland, una clínica financiada con fondos públicos, del condado de Alameda.

Con la esperanza de reducir la brecha en la atención, las agencias de salud pública de los condados de San Francisco y Alameda están lanzando programas piloto para capacitar a los dentistas para tratar a los bebés. Aproximadamente 70 dentistas aprenderán durante los próximos tres años cómo convencer a los niños de cooperar durante el examen y a ayudar a los padres a que los protejan de las caries. La primera sesión de entrenamiento en el condado de Alameda está programada para principios de noviembre; San Francisco comenzará su entrenamiento en enero.

Un nuevo impuesto estatal se destinará a ayudar a niños de bajos ingresos a recibir atención dental. Archivo/Impremedia

Las directrices que exigen visitas tempranas al dentista derivan de una conciencia creciente de que las bacterias causantes de caries pueden pasar de los padres a los bebés, a través, por ejemplo, de compartir cubiertos. Darles a los bebés botellas de jugo de frutas o agua con azúcar también puede causar caries.

Los niños de familias de bajos ingresos, que corren mayor riesgo de caries y tienen menos acceso a la atención que las familias con dinero, presentan la mayor necesidad de exámenes orales tempranos, dicen los profesionales de la odontología.

Una parte de los ingresos del nuevo impuesto sobre el tabaco de California se destinará a ayudar a los niños muy pequeños de familias de bajos ingresos a obtener la atención dental que necesitan. El dinero se utilizará para dar a los dentistas un aumento del 40% sobre el reembolso estándar de los servicios a los pacientes de Denti-Cal, incluyendo exámenes orales de niños de 3 años o menos. Denti-Cal proporciona atención dental a los beneficiarios del Medi-Cal, la versión del Medicaid de California.

El condado de Alameda ofrecerá a los dentistas $20 adicionales, además del aumento estatal para citas con niños cubiertos por Denti-Cal que incluyen un examen minucioso de la boca del bebé, un barniz de fluoruro si es necesario, una charla con los padres sobre prevención y una demostración de cómo cepillar los dientes del bebé.

Si tienen éxito, los programas de capacitación de Alameda y San Francisco, financiados por donaciones del Medi-Cal, podrían ser reproducidos en toda California, según el Departamento de Servicios de Salud.

Comunicarse directamente con los niños durante los exámenes dentales puede ayudar a reducir su estrés, coinciden los dentistas Alston y Stewart, profesor de UCSF.

Ayudar a los padres a entender su papel también es crítico, dicen los dentistas.

Además de aconsejar a los padres que no compartan cubiertos con sus hijos, Stewart los insta a no dejar que sus hijos se queden dormidos con una botella de leche y a limitar su consumo de jugos de fruta. También dice que deben limpiar las encías y los dientes de sus bebés con un paño después de alimentarlos para eliminar los residuos que pueden causar caries.

Esta historia fue producida por Kaiser Health News, que publica California Healthline.