Supermodelo asegura que casi fue noqueada por uno de sus senos al correr

Ahora considera reducir su talla para evitar accidentes
Supermodelo asegura que casi fue noqueada por uno de sus senos al correr
Jenna Bentley, explaymate.
Foto: Grosby Group

Habíamos escuchado que el busto grande podría acarrear algunos problemas a las mujeres como dolores de espalda, pero nunca que podía noquear a alguien. Sí, noquear.

La supermodelo estadounidense Jenna Bentley, anunció que está considerando reducir de manera quirúrgica el tamaño de sus senos talla 36 DD, debido a que le resultan tan incómodos que hasta le han propinado fuertes golpes cuando sale a ejercitarse.

Foto: Grosby Group

“Comencé a correr y a hacer pesas para mantenerme en forma, pero mi pecho tiene otros planes. Usualmente uso ropa deportiva superfuerte, pero cuando los dejo volar se salen”, dijo a New York Post la joven que ha posado para revistas como Playboy, FHM y Maxim.

“Hace una semana estaba corriendo en las playas de California. Solo estaba usando un bikini y quería correr lo más rápido posible. Era una mañana bella con el sol saliendo. Corría al lado de las olas cuando de pronto sentí que algo muy pesado me golpeó en la barbilla”, detalló Bentley que aseguró que sus curvas son naturales.

Foto: Grosby Group

 

“Sentí una cachetada que casi me noqueó, perdí el balance y caí. No había nadie cerca, mire hacía abajo y vi mi seno derecho afuera… Fue como si alguien me pegara un uppercut en el momento exacto, pude perder el conocimiento”, concluyó.

Debido a esa experiencia, Bentley está considerando la reducción mamaria, pero como está indecisa, le ha pedido a sus seguidores en redes sociales que ellos decidan.

Foto: Grosby Group

Obviamente el “no” ha sido casi unánime.