Músicos inmigrantes crean canción dedicada a voluntarios del terremoto de México

La banda Sonz de Los Ángeles honra a la gente del pueblo y los ciudadanos que se convirtieron en rescatistas de la noche a la mañana
Músicos inmigrantes crean canción dedicada a voluntarios del terremoto de México
La banda Sonz compuesta por inmigrantes mexicanos estudiantes de música en Pasadena. Suministrada

Consternados ante la tragedia que vivía México los primeros días después del terremoto del 19 de septiembre, un grupo de músicos, todos inmigrantes mexicanos radicados en Los Ángeles, echaron mano de lo que mejor saben hacer y se pusieron a componer una canción en honor a quienes ayudaron a rescatar vidas.

Loading the player...

Corazón de Bronce es en solidaridad con toda esa gente que se movilizó para ayudar, y que no dormía y no le importaba nada con tal de salvar vidas dentro de los escombros y edificios derrumbadas”, dijo Agustín Meléndez, guitarrista y vocalista del grupo Sonz de Pasadena.

Imposibilitados para viajar a México por la condición migratoria complicada de algunos de ellos, dice que presenciaron todo el drama a través de las noticias, y quedaron sobrecogidos por la unión mostrada por sus compatriotas.

“Nosotros andábamos de lleno metidos en la promoción de nuestro primer sencillo “Fantasmas” cuando ocurrió el terremoto. Entonces ya nada tuvo sentido, cómo seguir adelante con todo lo que pasaba en México”, cuenta el músico.

Como al tercer día del fuerte sismo, Meléndez dice que un amigo de Costa Rica lo sorprendió al enviarle unas letras no acabadas que rendían homenaje a los voluntarios que participaban en las tareas de auxilio.

Los integrantes del grupo Sonz discuten como armar la canción Corazón de Bronce dedicada a los que participaron en el rescate de vidas en el terremoto del 19 de spetiembre en México. (Foto suministrada)
Los integrantes del grupo Sonz discuten como armar la canción Corazón de Bronce dedicada a los que participaron en el rescate de vidas en el terremoto del 19 de spetiembre en México. (Foto suministrada)

“Leí lo que me había mandado Leonel Morales, y me puse a darle forma, le agregué símbolos mexicanos, la depuré, la titulé, le pusimos música. Todo fue como en automático, y así nació Corazón de Bronce esta semana”, comenta.

La banda Sonz está integrada por Nathan Espinoza, baterista; Javier Martínez, en el teclado y voz; José Luis Valiñas en el bajo y por Agustín Meléndez, guitarrista y voz.

“Excepto por mi que ando en los 40 años de edad, el resto de los músicos tiene entre los 20 y 25 años y son estudiantes – inmigrantes mexicanos – del Colegio de Música Los Ángeles que está en Pasadena”, dice Meléndez.

Tocamos pura música original, rock suave al estilo del grupo mexicano Los Caifanes”, precisa. Además de de dedicarse a la música, hacen trabajo humanitario con la organización de prevención de drogas, Soberlink.

La canción Corazón de Bronce, cuenta Meléndez, se podrá descargar de la plataforma Spotify el próximo fin de semana. 

La canción Corazón de Bronce, cuenta Meléndez, se podrá descargar de la plataforma Spotify el próximo fin de semana.

Pero este domingo 1 de octubre desde las 5:00 p.m. en el teatro Frida, ubicado en el 2332 W. 4th St, Los Angeles, CA 90057, van a tocarla en el evento de recaudación para los damnificados.

“Para nosotros, esta canción es una forma de mostrar nuestro respaldo con la gente que participó de manera voluntaria en las tareas de rescate y salvación de vidas”, dice Meléndez.

Corazón de Bronce

Por Leonel Morales y Agustín Meléndez

Música por SONZ

Con el puño en lo alto levantado

Rescatamos a nuestros hermanos

No dormimos y no descansamos

Corazón de bronce… somos hermanos

 

Con las uñas removemos arena

Nos rompemos la carne y la espalda

Trabajamos contra viento y marea

Al cielo elevamos nuestras plegarias

 

Por la noche o a la luz del día

Removemos rocas y los escombros

En busca de señales de vida

Luchamos intensos… hombro a hombro

 

Corazón de bronce

Los Mexicanos

Nos unimos

Entre hermanos

 

Al son del águila y la serpiente

La esperanza nunca se nos muere

Persistimos aunque llueva o truene

Levantamos el puño hacia el cielo