Sufría de bullying por su amor a los insectos y hoy es toda una científica

Durante años, Sophia Spencer se sintió "fuera de este mundo", pues nadie podía comprender el amor que siente por los bichos
Sufría de bullying por su amor a los insectos y hoy es toda una científica
Nadie comprendía cómo es que una niña amara tanto a los insectos.
Foto: Twitter

Sophia Spencer es una niña de 8 años, originaria de Canadá, quien ha sido víctima de bullying por parte de algunos de sus compañeros de escuela. El motivo: su amor desenfrenado por los insectos. No hay nada más placentero para esta pequeña que tomar con las manos hormigas, cucarachas, caracoles y otro tipo de bichos para observarlos de cerca y después, mostrárselos a sus amiguitos.

Nadie comprendía cómo podía gustarle hacer eso, solo su madre, quien no soportaba ver a su hija sufrir por el acoso del que era víctima por parte de sus compañeros. Para poner punto final a tan lamentable situación, a la señora Nicole se le ocurrió enviar una carta a la Sociedad de Entomología en Canadá, con el fin de que alguno de los miembros de esta institución hablara un par de minutos con Sophie, lo cual le ayudaría a tener mejor ánimo y seguir con su interés por los insectos.

Esta es la carta que la mamá de la pequeña escribió:

Por fortuna, la carta llegó a la Sociedad Entomológica y no solo eso, en Twitter la compartieron y crearon el hashtag #BugsR4Girls, mediante el cual quieren erradicar la mentalidad machista que impera sobre este ámbito científico.

El mensaje tuvo una respuesta que jamás imaginaron. Millones de personas de todo el mundo leyeron la carta y no solo eso, un estudiante de entomología llamado Morgan Jackson la tomó para realizar un estudio científico que trata acerca de cómo debe comunicarse la ciencia por medio de las redes sociales para que esta llegue a todo el público y no solo al especializado, para así tener una audiencia mucho mayor.

La mejor de las sorpresas es que la hermosa Sophia tuvo una gran recompensa y es que recientemente, el estudio realizado por Jackson fue publicado en la revista Annals of the Entomological Society of America, en donde se informa que la niña es coautora del mismo.

“Mis bichos favoritos son los caracoles, las babosas y las orugas, pero sobre todo los saltamontes. El año pasado, en otoño, me encontré a mi mejor amigo bicho. Su nombre es Hoppers”.

“Después de que mi madre enviara esa carta y me mostrara las respuestas me puse muy contenta. Es muy bueno saber que hay tanta gente que me apoya y es increíble saber que hay otras chicas que también estudian bichos. Me hace pensar que yo también puedo dedicarme a eso. Definitivamente quiero estudiar bichos cuando sea mayor, probablemente saltamontes”.

“Alguien me envió un microscopio y lo llevé a la escuela. Ahora mis compañeros me traen bichos cuando los encuentran para verlos en el microscopio. Creo que otras chicas que leyeron la historia ahora también quieren estudiar bichos”, es la aportación de esta investigación por parte de Sophia.