Cerveza de todos los colores y sabores

Cada vez son más las variedades que los fabricantes artesanales producen de la popular bebida
Cerveza de todos los colores y sabores

Con frambuesa, menta y… ¿malvavisco? No se trata de postres, sino de ¡cervezas!

Las cervezas artesanales tienen un tiempo probando con el tostado de sus granos para obtener mayores tonalidades de sabor como las ya conocidas de café y chocolate, pero ahora, gracias al interés y curiosidad de la gente, algunas marcas  han comenzando a experimentar con añadidos como frutas, hierbas y dulces, para notas únicas y divertidas.

“Esta tendencia a las frutas hemos notado que sí le gusta a la gente. Para quienes van empezando es una puerta de entrada mucho más amigable porque son sabores más dulces, delicados, no es tan agresivo el cambio de una cerveza industrial a una artesanal, que fue una de las razones para meterlas, son una buena carta de entrada”, dice Juan Montalvo, socio fundador de Cervecería Obelisco.

Hay variaciones con frambuesa fresca, que va perfecta con pork belly y una con coco rallado, que sus creadores recomiendan con mariscos por sus características de frescura, dulzor y ligereza.

“La verdad la cerveza de coco funciona muy bien porque en nariz te da un toque muy fuerte, pareciera dulce pero en sabor complementa muy bien, entra la cerveza, la malta y al final el coco. Va muy bien con mariscos porque te hace un buen balance entre el acidez de los mariscos y el dulzor del coco”, dice Montalvo.

Otros sabores con los que los cerveceros se han adentrado a experimentar es el chipotle, el malvavisco, el chabacano y  la menta. Otras cerveceras locales se han atrevido a incluir variedades exóticas a sus producciones, algunas frutales de piña y toronja.

“Le ponemos las hierbas tal cual y le damos un tiempo mayor de maduración, no la embotellamos, esa la consiguen en barril”, dice Daniel Cigarroa, director de Bracino.”Realmente lo que hacemos con los ingredientes puedes crear muchísimos sabores, puedes agregar hasta chicle y todo lo que se te ocurra”.

Creando sabores de la misma cebada y lúpulos o añadiendo ingredientes directamente, los amantes de la cerveza artesanal todavía tienen mucho que saborear de esta deliciosa bebida.

Elige la tuya 

Ya sea con amargor suave o pronunciado y con notas que van desde cítricas hasta frutales, achocolatadas y acarameladas, las propuestas de cervezas son tan amplias que seguro hay un estilo ideal para cada persona.

Antonio Sarre, director de operaciones de Propaganda Brewing, y Pablo Flores, gerente de barra de Almacén 42, ponen en la mesa ocho propuestas de cervezas con sus características, así como consejos para su consumo.

AMERICAN WHEAT ALE

Es una cerveza con consistencia cremosa y un sabor frutal que se balancea con un cuerpo ligeramente amargo. Es ideal para los paladares no entrenados en las cervezas artesanales porque su estilo se parece al comercial. Grado de alcohol: 4.6 por ciento

PILSNER

Es una cerveza dorada ideal para los climas cálidos. El sabor es refrescante y su estilo de preparación se asemeja al alemán. las notas cítricas y frutales caracterizan su sabor. Grado de alcohol: 4.8 por ciento

MUNICH HELLES

Esta lager toma su nombre porque sigue la tradición alemana. Es de color dorado, tiene notas dulces y un bajo amargor que la hace fácil de tomar. También es ideal para una primera experiencia con el mundo artesanal porque su estilo es clásico. Grado de alcohol: 5.5 por ciento

STOUT

Fiel al estilo stout, esta cerveza es oscura y amarga. Tiene notas de chocolate y café, así como agua salada de ostiones que aumenta el sabor del mismo chocolate, lo que la hace ideal para el clima frío. Grado de alcohol: 5.5 por ciento

MÄRZEN

Esta oferta de color cobrizo tiene notas acarameladas, cuerpo medio y un fuerte sabor a cebada. El estilo Oktoberfest hace referencia a las lager nacidas en Munich que se beben en el tradicional festival alemán que marca el fin del verano. Grado del alcohol: 6 por ciento

AMERICAN PALE ALE

Esta cerveza de color ámbar probablemente será del gusto de los paladares con más experiencia. Tiene un sabor amargo, un aroma a cítricos y un sabor acaramelado. También se dice que es una bebida con carácter porque tiene cuerpo. Grado de alcohol: 5.9 por ciento

SESSION IPA (IPA LIGERO)

Las siglas IPA significan “Indian Pale Ale”. Estas ofertas son amargas y su grado de alcohol es más alto que la media. Las notas pueden ser cítricas y frutales, y son estilos de los que no se puede tomar varios vasos porque el sabor impacta el padar. Grado de alcohol: 5.3 por ciento

INDIA PALE ALE (IPA)

Este estilo es sumamente exclusivo y recomendado para los paladares más expertos. Esta oferta es de cuerpo ligero, sumamente amarga, con notas frutales y cítricas. El grado de alcohol es alto aunque el paladar no lo detecta. Grado de alcohol: 6.7  por ciento

Maridaje perfecto

Si  tu cerveza artesanal es de sabor tostado, cuerpo denso y notas dulces, el postre predilecto son los s’mores, un postre similar al que se prepara en las noches de fogata, conformado por malvaviscos, chocolate, galletas de canela y helado.

“La cerveza tiene notas a caramelo, se siente algo, es maltosa, pero por lo tostado de la malta salen esas notas”, detalla Aceves.

“El quemado al amargor va a ayudar a que baje lo dulce. La nieve de café va muy bien y encima tenemos un ganache de chocolate, abajo galleta de mantequilla y azúcar y más azúcar”.

Los s’mores son el cierre exquisito para disfrutar de una buena cerveza artesanal.

S’mores

Rinde: 6 porciones

Ingredientes:
120 gramos de galletas María
60 gramos de chocolate oscuro
30 gramos de nuez
30 gramos de miel Karo
30 gramos de agua
120 gramos de azúcar
5 gramos de vainilla
20 gramos de mantequilla
3 claras de huevo
10 gramos de grenetina
40 gramos nuez moscada
180 gramos de nieve de Nutella o café

Preparación:
Hidratar la grenetina con 30 gramos de agua.
Mezclar las galletas María con la mantequilla.
Colocar las galletas María con chocolate en los moldes y espolvorear un poco de nuez.
Hacer un merengue italiano mezclando las claras, azúcar, agua, vainilla, miel y azúcar. Agregar la grenetina y seguir batiendo. Batir hasta tener el merengue en forma de pico.
Una vez teniendo la consistencia deseada con una manga vaciar sobre los moldes hasta cubrirlos.
Hornear por 5 minutos a 350 grados Fahrenheit (180 grados centígrados).
Retirar del horno y con un soplete quemar un poco el merengue de los moldes. Colocar nieve de Nutella o café y decorar con ganache de chocolate encima.