Estiramientos para eliminar el dolor de pies

5 sencillas técnicas para el cuidado de tus pies
Estiramientos para eliminar el dolor de pies
Tus pies necesitan tu atención

Después de las largas jornadas es natural que nuestros pies duelan. Si le dedicamos tiempo a nuestra piel, ¿por qué no dedicárselo a nuestros pies?

Algunas ejercicios que puedes poner en práctica en casa marcarán la diferencia.

1. Masajes con una botella o bola

Pon una botella de vidrio, puede ser de gaseosa, en el congelador por algunas horas. Cuando esté fría ponla sobre el piso y desliza tu pie sobre ella estirando el pie. Hazlo por lo menos por cinco minutos en cada pie. Asegúrate de que la botella mantiene su temperatura baja, esto ayudará a bajar cualquier inflamación. Este ejercicio también se puede llevar a cabo con pelotas de tenis u otra superficie esférica firme. Puede además complementarse poniendo los pies en una tina con hielo.

2. Con una toalla o limpión estira los dedos del pie

Poniendo la toalla debajo de tus dedos del pie, estira la pierna y así mismo la toalla hacia tu cuerpo. El estiramiento de los dedos y la planta del pie generará un alivio y reducirá el dolor. Repite el ejercicio poniendo la toalla a la altura del arco del pie.

3. Estira utilizando la pared

Parándote frente a una pared, separa tus pies, uno delante del otro. Los dos mirando a la pared. Poniendo el que está adelante sobre la pared, sin levantar el talón del piso, haz fuerza con tus piernas como si estuvieras empujando la pared.

El ejercicio se lleva a cabo en la posición de la foto que mostramos a continuación. El pie de adelante se estira contra la pared. El ejercicio se repite alternando la posición de los pies. 5 minutos el derecho adelante y después 5 minutos el derecho atrás. Empujar la pared con las manos ayuda a un mejor estiramiento.

En la siguiente fotografía verás otra forma de hacer el mismo estiramiento utilizando las escaleras. Pones un pie firmo en el escalón y el otro al borde.

4. Masajea la planta de tus pies

El movimiento debe ser de estiramiento al arco y los dedos del pie. Utiliza tus dos manos y con el dedo gordo de cada una haz movimientos simultáneos hacia el talón y hacia la punta de los pies, estirando la zona del arco. Posteriormente masajea los dedos y estíralos para un mayor descanso.

Además masaje la parte superior del pie para relajar los tendones. Recuerda hacerlo con firmeza pero suavidad. Los excesos pueden resentir más los músculos y aumentar el dolor.

5. Separa los dedos del pie con los dedos de la mano

Intervalando los dedos de las manos y los pies, haces un estiramiento de los tendones. Al principio puede ser algo doloroso, hazlo lentamente. Los dedos del pie también pueden separarse con toallas o venden separadores de silicona. Lo importante es estirar el espacio entre uno y otro.