Prostituta revela retorcidas fantasías sexuales de autor de la masacre de Las Vegas

Pruebas del lado oscuro y retorcido de Stephen Paddock
Prostituta revela retorcidas fantasías sexuales de autor de la masacre de Las Vegas
Le gustaba tener sexo fingiendo que perpetraba una violación
Foto: Captura Facebook

Nuevas revelaciones del escalofriante pasado de Stephen Paddock, el autor de la masacre de Las Vegas la cual dejó 59 víctimas mortales y más de 500 heridos.

Según una prostituta que habló con el diario británico The Sun aseguró que Paddock era hombre “obsesivo” y “paranoico” propio de un personaje de película que siempre hablaba de teorías de conspiración. Entre ellas la que explicaba el supuesto plan del gobierno de EEUU para tumbar las Torres Gemelas en Nueva York.

Paddock le pagaba a la mujer de 27 años alrededor de $7,800 dólares por acompañarlo cuando visitaba Las Vegas sin su novia, Marilou Danley, de 62 años.

Según la prostituta que conoció a Paddock en noviembre de 2015, fue contratada para ser su acompañante por nueve veces en el transcurso de un año.  En ese periodo de tiempo, el asesino de Las Vegas ganó más de 4.5 millones de dólares apostando.  

La trabajadora sexual, que no reveló su verdadero nombre, admitió haberse hospedado en el Mandalay Bay, el mismo hotel desde donde Paddock cometió la brutal masacre que tiene hoy a Estados Unidos de luto.

Íbamos a los casinos juntos y él pasaba horas bebiendo y jugando. Pero cuando él tenía una racha ganadora, volvíamos a la habitación y teníamos sexo agresivo y violento”, continuó.

Paddock, según la mujer, tenia fantasías sexuales macabras. Disfrutaba tener relaciones sexuales como si estuviese perpetrando una violación según explica, mientras le pedía que gritara por “auxilio”.

Aunque la mujer asegura que en su año trabajando con Paddock pudo ver su “lado oscuro y retorcido. Nunca hubiera imaginado que haría algo así”, confesó la mujer.

El último detalle que dejo las revelación de la trabajadora sexual es que al asesino le encantaba jactarse del oscuro pasado de su padre, un psicótico asaltante de bancos que estuvo entre la lista de los hombres más buscados del FBI.

“No tuve nada que ver con él, pero la mala racha está en mi sangre. Yo nací malo”, le escribió Paddock en una ocasión a la prostituta en un mensaje de texto al que accedió el periódico británico The Sun.