Por miedo a ser deportadas, muchas latinas sufren violencia machista en silencio

Menos víctimas de violencia machista acuden a los tribunales en Los Ángeles, San Francisco y San Diego
Por miedo a ser deportadas, muchas latinas sufren violencia machista en silencio
En Los Ángeles, las latinas reportaron 3.5% menos de casos de abuso conyugal este año que en 2016
Foto: Archivo

En los primeros seis meses de 2017, los informes sobre violencia doméstica han disminuido entre los residentes latinos en algunas de las ciudades más grandes de California, un descenso que según expertos podría estar provocado por el temor a que interactuar con la policía o acudir a los tribunales suponga su deportación de los EEUU.

“Tienen miedo de nosotros, y la razón por la que nos tienen miedo es porque piensan que vamos a deportarlos. No saben que no los deportamos, que no pedimos su estatus migratorio“, explicó al LA Times Marino González, agente del Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles.

En Los Ángeles, los latinos reportaron un 3.5% menos de casos de abuso conyugal en los primeros seis meses de este año que en el mismo período de 2016, mientras que los reportes entre las víctimas no latinas casi no cambiaron. En ciudades como San Francisco y San Diego se registraron caídas aún más pronunciadas del 18% y el 13%, respectivamente.

La postura agresiva del presidente Trump frente a la inmigración ilegal, las órdenes ejecutivas que amplían el número de personas que pueden ser blanco de deportación y las noticias de agentes de ICE (Agencia de Inmigración y Control de Aduanas) realizando arrestos en los tribunales parecen haber contribuido a esta caída.

“ESPECULATIVA E IRRESPONSABLE”

Por su parte, funcionarios de ICE negaron tal relación, calificándola de “especulativa e irresponsable”, y afirmaron que no persiguen a víctimas de delitos para su deportación sino que, al contrario, a menudo extienden visas a quienes reportan delitos violentos o de abuso sexual.

“Todavía tenemos la política de no realizar procedimientos de expulsión contra víctimas o testigos de delitos, y no he visto ningún caso documentado en el que eso haya sucedido”, dijo a The Times Claude Arnold, quien supervisó las operaciones de ICE en el sur de California de 2010 a 2015, “en gran medida, facilitamos a estas personas un estatus legal en los Estados Unidos”.

Para ICE, esta recesión podría estar relacionada con una disminución general de delitos de violencia machista en estas ciudades, pero las estadísticas policiales revisadas por The Times sugieren que la caída entre la población latina es mucho más abrupta que el descenso general en la denuncia de estos delitos.

En Los Ángeles y San Diego, los informes sobre delitos de violencia doméstica permanecieron sin cambios entre los no latinos. La disminución entre los latinos en San Diego fue más del doble que la disminución general de estos delitos en la ciudad y en San Francisco, fue casi del triple, según muestran los registros.