Líder de los “Dreamers” Cristina Jiménez, reconocida con prestigiosa Beca MacArthur para genios

De inmediato, Jiménez dijo que la beca debe servir para que el resto del país reconozca y aúpe el valor de los inmigrantes indocumentados para este país

Guía de Regalos

Líder de los “Dreamers” Cristina Jiménez, reconocida con prestigiosa Beca MacArthur para genios
Cristina Jiménez, lider del movmiento "dreamer" y cofundadora de United We Dream (Foto Alex Vros, EDLP)

Cristina Jiménez, una inmigrante ecuatoriana y directora ejecutiva de la organización “dreamer” más grande y reconocida del país (United We Dream), recibirá este año la beca MacArthur para genios, que incluye una dotación de US#625,000 dólares sin condiciones y el reconocimiento a sus excepcionales logros.

Como directora de UWD, Jiménez dirige la red de “dreamers” más grande del país, que ayudó a fundar, y que nació de las primeras luchas por elevar el perfil de los estudiantes indocumentados que hace más de una década iban declarándose públicamente para luchar por su estatus.

De inmediato, Jiménez aprovechó la atención de un premio cuyo prestigio trasciende las fronteras para recordar al mundo que los inmigrantes indocumentados tienen un valor para los Estados Unidos.

Sus padres continúan siendo indocumentados y su hermano Jonathan es beneficiario de DACA.

“Hay gente en el poder que quiere deportar a mi familia. Me siento orgullosa como inmigrante y mujer morena”, dijo la lideresa, quien de inmediato dio crédito a sus padres “que arriesgaron todo heróicamente para buscar una vida mejor para su familia”.

“Le pido al país que me vean, que vean a mi hermano y a mis padres y a las generaciones de inmigrantes que vinieron antes”, agregó. “Espero que este reconocimiento inspire a estadounidenses de todos los orígenes a que resistan el racismo y exijan una solución legislativa para legalizar a los dreamers“.

La activista Cristina Jiménez, directora de “United We Dream” y nueva becaria de la Fundación MacArthur con sus padres y hermano Jonathan, originarios de Ecuador (Foto: proporcionada)

Jiménez fue una de 24 becarios anunciados esta semana por la Fundación MacArthur y su selección ocurre en un momento álgido, en el que Estados Unidos está gobernado por un liderazgo abiertamente anti inmigrante.

En su reacción al anuncio, Jiménez reconoció la importancia de recibir la beca en este preciso momento y dijo que invertirá el dinero en “construir sobre la visión colectiva de nuestra organización e invertir en la nueva generación de líderes”.

La Fundación la reconoció específicamente por su contribución en : “cambiar la percepción pública sobre la juventud inmigrante y jugar un papel crítico en enfocar el debate de la política migratoria”.

Jiménez fue indocumentada durante años, luego de arribar a Estados Unidos con su familia a la edad de 13 años provenientes de Quito, Ecuador y Cristina vivió su adolescencia en Queens, Nueva York, como joven sin papeles.  A diferencia de otros jóvenes inmigrantes, Cristina siempre supo sobre su estatus migratorio.

En el año 2004, cuando estaba en college, Cristina comenzó a reunirse con otros estudiantes como ella para apoyarse y contar sus historias, con la intención de cambiar su situación migratoria en momentos en los que Estados Unidos comenzaba a cerrar sus puertas a muchos inmigrantes.

UWD fue fundada en 2008 luego del fracaso del Dream Act en el senado en el año 2007 con la ayuda del Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC). Su primer congreso tuvo 40 participantes, hoy tienen 55 organizaciones afiliadas en 26 estados.

Jiménez fue una de las iniciadoras de UWD y ha insistido en una visión independiente a los partidos políticos y de los candidatos, por amigables que quisieran parecer.

En 2015, durante una entrevista con La Opinión, Jiménez dijo que su movimiento y organización no apoyaría a ningún candidato presidencial, sino que presionaría a todos por igual.

“Los intereses de los partidos y de la comunidad son muy diferentes”, dijo. “Nuestro trabajo es crear presión sobre todos los candidatos y los partidos, mantenernos críticos nos da poder político”. Durante la campaña. UWD fue crítica y presionó a todos, incluyendo a Bernie Sanders, Hillary Clinton y a los precandidatos republicanos en general.

Tras el triunfo de Trump, Jiménez y su organización continuaron trabajando en función de la defensa de DACA, la comunidad dreamer y de los inmigrantes en general, con una visión holística que refleja la propia historia de muchos de sus líderes.

Aunque ya portadora de una “tarjeta de residencia”, Jiménez, quien fue indocumentada durante muchos años, tiene a un hermano con DACA y padres indocumentados, que siempre menciona en sus intervenciones públicas.

Aquí el video preparado por la Fundación MacArthur: