USC rechaza dinero de Weinstein destinado a proyecto para mujeres cineastas

Weinstein había prometido donar $5 millones antes de verse inmerso en escándalos de acoso sexual

USC rechaza dinero de Weinstein destinado a proyecto para mujeres cineastas
El hombre más poderoso de Hollywood cae por casos de acoso sexual
Foto: Getty Images

Mientras las acusaciones de hostigamiento sexual contra el gigante de Holywood, el productor Harvey Weinstein, continúan alcanzado dimensiones impensables, involucrando a actrices como Gwyneth Paltrow y Angelina Jolie, la Escuela de Artes Cinematográficas de la Universidad del Sur de California (USC) ha anunciado este martes que no aceptará los $5 millones de dólares que Weinstein había prometido para financiar un programa destinado a mujeres cineastas.

La carrera de Weinstein se ha visto sacudida por un devastador informe del diario The New York Times que documenta que durante décadas el productor alcanzó numerosos acuerdos extrajudiciales para poner fin a denuncias de acoso sexual entabladas por antiguas empleadas y asociadas suyas.

Weinstein hizo referencia a su promesa de un programa para realizadoras mujeres la semana pasada en una declaración en la que precisamente respondía al New York Times. “[El programa] será nombrado en honor a mi mamá y no la decepcionaré”, escribió Weinstein.

Por su parte, en una declaración a The Hollywood Reporter,  USC dijo simplemente: “La Escuela de Artes Cinematográficas de la USC no continuará con la promesa de Weinstein de financiar una dotación de $5 millones de dólares para mujeres cineastas”.

El anuncio se produce poco después de que la estudiante de USC, Tiana Lowe, lanzara una petición en Change.org pidiendo a la escuela que rechazara lo que denominó “dinero de sangre de Harvey Weinstein”. La petición alcanzó su objetivo con casi 600 firmas.

“Estamos bendecidos con la expansiva y caritativa familia troyana”, escribió Lowe en su petición, “no necesitamos este dinero, lo que necesitamos son algunos malditos principios”.

La petición de change.org consiguió las firmas necesarias en pocas horas (captura change.org)