La planta desalinizadora de Huntington Beach traerá trabajos y agua limpia

Se estima que un millón de residentes latinos en el condado de Orange recibirán acceso confiable y asequible a agua fresca

Antes de la sequía, California estuvo en estado de emergencia sobre acceso a agua limpia y confiable. En la lucha contra el cambio de clima, tenemos que tomar medios innovadores para responder a las necesidades de nuestras comunidades , especialmente la comunidad latina que históricamente no ha tenido acceso a agua limpia y asequible. Conjuntamente tenemos que proteger el medio ambiente.

El condado de Orange tiene la mayoría de su agua importada del norte de California o del rio Colorado. El costo de agua importada ha subido y sigue subiendo, al mismo tiempo la agua que es importada está siendo trasladada del valle central de California donde el uso primario es la agricultura. La necesidad de agua fresca en el Estado no acabó con la sequía, sigue y empeora.

Por esta razón la planta desalinizadora propuesta por la compañía Poseidon Water, que seria ubicada en Huntington Beach, en el Condado de Orange, beneficiaria a la comunidad. La planta tendrá las tecnologías ecológicas más avanzadas del mundo. Además, será 100% carbono neutral, protegiendo el medio ambiente.

El proyecto creará beneficios económicos en la comunidad, incluyendo ser el único de brindar agua limpia y local al condado de Orange. El proyecto producirá 56,000 acre-pies de agua anual, y más de 3,000 trabajos, agregando más de $500 millones de dólares en la economía regional durante su construcción. Esos son trabajos y agua que van directamente a la comunidad y que alivian la necesidad de agua en el Estado.

Está estimado que un millón de residentes latinos en el condado de Orange recibirán acceso confiable y asequible a agua fresca. Desalinización minimiza la dependencia de agua importada para todos los residentes del condado, por eso líderes y organizaciones como la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC) a través de California están apoyando el proyecto.

El plan de mitigación de la compañía eliminará el impacto de la planta completamente, y reduciría su consumo de energía por 46% y reusará 40% de la energía asociada con el proceso de desalinización. El impacto a la vida marina será mínimo, pero el impacto a la comunidad será inmenso porque traerá el recurso más importante para vivir, porque agua es vida.

Mi apoyo por la planta desalinizadora en Huntington Beach, es apoyo para trabajos para la comunidad, es apoyo por innovaciones de tecnología que traerán un recurso importante al estado mientras protegen el miedo ambiente, mi apoyo es para crear una fuente de agua asequible a la comunidad latina. El estado necesita la planta desalinizadora para un futuro mejor.

Fabian Núñez, Presidente Eméritos de la Asamblea Estatal de California fue autor de legislación que limita las emisiones de gases de efecto invernadero, las primeras en el país, que fueron reautorizadas este año.