Empieza el juicio para hombre acusado de la muerte de niño Gabriel Fernández

Se espera que - de ser encontrado culpable - los fiscales pidan la pena de muerte pera Isauro Aguirre
Empieza el juicio para hombre acusado de la muerte de niño Gabriel Fernández
Isauro Aguirre, novio de la madre, está acusado de asesinato y tortura (Imagen captada de Telemundo)

Cuatro años después de su muerte, este lunes inició el juicio contra Isauro Aguirre, novio de la madre de Gabriel Fernández, el niño de 8 años que falleció en Palmdale en mayo de 2013 a raíz de un abuso extremo, presumentamente a manos de su mamá y el acusado.

Pearl Fernández, de 34 años – la madre del chico – tendrá un juicio aparte.

Aguirre, de 37 años, enfrenta cargos de asesinato con el agravado de infligir tortura. Se espera que – de ser encontrado culpable – los fiscales pidan la pena de muerte para él.

Gabriel Fernández murióel 22 de mayo de 2013, días después que las autoridades llevaran al menor a un hospital tras ser encontrado en la casa que su madre compartía en Palmdale con su novio y los hermanos del menor, quien murió a raíz de múltiples heridas, incluyendo fractura de cráneo, costillas rotas y quemaduras en su cuerpo, según la investigación de la fiscalía.

El niño, quien había vivido con sus abuelos maternos en Pacoima – en el Valle de San Fernando – desde la edad de 1 año hasta octubre 2012, regresó con su madre cuando ésta decidió pedir su custodia y pidió ayuda al Departamento de Servicios para Niños y Familias del condado de Los Ángeles (DCFS).

Esos meses que pasó con la madre y el novia de esta, se alega que el menor sufrió todo tipo de golpizas y abusos, hasta ser encerrado en un closet.

El caso generó fuertes críticas contra DCFS pues los abuelos del niño y hasta la maestra del menor habían denunciado que era víctima de abuso por parte de su madre, Pearl Fernández y el novio de ésta, Isauro Aguirre. A pesar de estas denuncias, las autoridades le permitieron permanecer en la casa de su madre.

Documentos de la corte muestran que se presentaron más de 60 quejas en DCFS contra la madre del menor y que la agencia realizó ocho investigaciones de la familia, incluyendo una que se llevaba a cabo cuando falleció el niño.

Cuatro trabajadores de DCFS que estuvieron a cargo del caso de Fernández – Stefanie Rodríguez, de 32 años, y Patricia Clement, de 66 años, y sus respectivos supervisores, Kevin Bom, de 37, y Gregory Merritt, de 61, fueron despedidos de sus trabajos luego de una investigación interna a causa de la muerte del niño.

El año pasado fueron acusados y se declararon no culpables de los cargos de abuso infantil y falsificación de registros públicos.

Según señaló la fiscal de distrito Jackie Lacey en su momento, los cuatro empleados del DCFS “tenían la obligación legal” de proteger al niño Gabriel Fernández desde el momento en que su caso fue abierto el 31 de octubre de 2012 hasta su muerte el 24 de mayo de 2013.