“Es tiempo de un cambio en el Senado”: Kevin de León

El líder de la cámara alta en California dice que no hay mejor momento para pelear en Washington por los valores de California

“Es tiempo de un cambio en el Senado”: Kevin de León
Kevin de León, de 50 años, se enfrentará a Dianne Feinstein, de 84 años, en la elección por el Senado federal en noviembre de 2018. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

La motivación para postularse para el Senado de Estados Unidos se la dio al líder del Senado de California, Kevin de León, la propia senadora Dianne Feinstein a la que quiere desbancar de su escaño.

Fueron los comentarios que hizo Feinstein a finales de agosto en relación al presidente Trump durante una plática en el club Commonwealth de San Francisco, “los que me sembraron la semillita”, dijo el senador angelino.

Miren este hombre va a ser presidente, muy probablemente por el resto de este periodo. Espero que tenga la capacidad de aprender y cambiar. Y si lo hace, puede llegar a ser un buen presidente. Y esa es mi esperanza”, dijo la senadora Feinstein.

De León comentó en entrevista con La Opinión que no cree que “nuestros soñadores, nuestras familias inmigrantes y los niños con asma pueda tener paciencia para esperar a que un presidente que ha dividido al país y usa a los inmigrantes como un chivo expiatorio para todos los males, vaya a cambiar”.

Lo que lo anima

Y confirmó que fueron esas declaraciones que no cayeron muy bien entre los demócratas, los que los animaron a postularse.

De hecho, De León le respondió a Feinstein después de sus declaraciones, “no pienso que los niños que respiran aire sucio puedan darse el lujo de ser pacientes. No pienso que un trabajador LGBT o una mujer que pierde sus derechos o un estudiante afroamericano que podría ser asaltado puedan ser pacientes. Es responsabilidad del Congreso hacerlo responsable (a Trump) – especialmente de los demócratas- no ser cómplices de su comportamiento negligente”.

 

Kevin de León hacienda campaña en favor de Hillary Clinton durante la campaña presidencial de 2016. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Kevin de León hacienda campaña en favor de Hillary Clinton durante la campaña presidencial de 2016. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

El líder demócrata en el Senado de California anunció este fin de semana que hará campaña para el Senado de Estados Unidos en 2018.

Estamos viviendo momentos muy difíciles e históricos en nuestras vidas. Y las políticas y retórica de Washington, nos demuestra que necesitamos un cambio y un debate sobre los valores, ideas y políticas que favorecen a las comunidades más desprotegidas en California”, indicó.

Por lo menos, consideró que los votantes deben tener varias opciones para el Senado en la boleta electoral del 2018. “Necesitamos promover una plataforma en Washington que favorezca a los más vulnerables: las familias trabajadoras, ‘dreamers’ y madres solteras”, expuso.

Desde que Trump ganó la presidencia, de León se ha convertido en la voz de la resistencia en California. “Por supuesto, yo reconocí desde el principio que el presidente y sus políticas son una amenaza al bienestar social, económico, nuestro ambiente y el cambio climático. Es un peligro para un estado como California”.

Obstáculos a vencer

Uno de los obstáculos que se prevé que De León encontrará durante la contienda en la que intenta desplazara a Feinstein es la diferencia en el dinero para hacer campaña.

Mientras que Feinstein tiene muchos fondos electorales y hasta puede meter la mano a su bolsa y pagar sus propios gastos de campaña debido a que es millonaria, De León, no puede disponer de los fondos de campaña estatal para hacer proselitismo para un puesto federal.

Esa es la historia de nuestra gente que hace todo lo posible para rebasar los obstáculos. Soy hijo de una madre inmigrante, Feinstein es una millonaria. Hay un gran contraste”, reconoció De León pero admitió que eso no lo intimida.

 

Feinstein ha representado a California en el Senado desde 1992.

Le preguntamos que si su postulación para el Senado, no irá a dividir a los demócratas en California, respondió que no lo ve así.

Tener varios candidatos en disputa por un escaño es bueno para la democracia y para que los votantes puedan ver el contraste. Hay gente que estará con Dianne Feinstein; y otros, conmigo. Se trata de tener un debate sobre los valores, políticas, ideas y los intereses de este gran estado. Y que gane el que los votantes piensen puede defenderlos y hacer un mejor trabajo en Washington”, considera.

Confía que casi no conoce a la senadora Feinstein quien lleva 25 años como Senadora de California.

“Yo sería el mismo senador accesible que he sido para California, un senador que se comunica con toda su gente sin importar el código postal y que está comprometido en sacar adelante una reforma migratoria y con el medio ambiente”, subraya.

Sostuvo que está contento de tener la oportunidad de hacer campaña para el Senado.

“Si los votantes me honran, mi responsabilidad moral y política será representar a todos. Hemos logrado metas y objetivos en California y quisiera llevar esa misma plataforma a Washington para hacer Jaque Mate como en el ajedrez porque ya es tiempo de un cambio de ideas en el Senado de Estados Unidos”:.

De León de 50 años se enfrentará a Dianne Feinstein de 84 años.

De León, es un demócrata de Los Ángeles a quien se le vence su tiempo en el senado de California en noviembre de 2018, y le toca entregar también la presidencia del Senado estatal. Su logro legislativo más reciente es la medida SB54, el Acta de Valores de California que impide la colaboración entre las agencias de policía local y estatal con los agentes de migración.