9 colores que estarán presentes en la temporada primavera-verano 2018

Un análisis comprensivo de las tonalidades más importantes de la temporada

9 colores que estarán presentes en la temporada primavera-verano 2018
Los colores pastel estarán presentes la próxima temporada.
Foto: Getty Images

La importancia del color como un mensaje poderoso de optimismo resonó en los desfiles de moda para la temporada primavera/verano 2018, elevando la paleta que revigorizó las propuestas para los accesorios y zapatos de moda, tiñiéndolos de energía y positivismo.

¿Principales tendencias? Primero, el blanco es el heraldo de la nueva temporada en tonalidades singulares que establecen un sentido de convicción. Segundo, que los pasteles suben su amperaje con una cualidad casi luminosa. Nuevos colores se ponen de moda como el lila, que llega para rebalancear la ya exitosa paleta de rosados que viene imponiéndose desde la temporada pasada como la alternativa vibrante y la opción femenina. Tercero, los tonos brillantes y energéticos llevan el mensaje de la individualidad y la creatividad con una actitud osada y juvenil. Mientras que los tonos tierra, como trasfondo, se remodernizan, como cuarta opción, liderando la transición a esta paleta infalible.

Blanco puro

Tonalidades de blanco brillante refrescan la selección de calzado y los accesorios anunciando una nueva temporada con sensibilidad optimista. Estos blancos puros anclan la paleta primavera verano 2018 pero igualmente adquieren relevancia en línea con el aumento de los atuendos monocromáticos. Pieles suaves y telas de alta tecnología se utilizan en los “looks”de portivos y de sastre, mientras que la feminidad se destaca a través de ornamentaciones opulentas.

Neutrales

La paleta cálida imparte una sensación sofisticada a la temporada , subrayando la cualidad de riqueza cromática. El color arena, el amarillo ocre y el ladrillo se apartan de otros tonos más pálidos de temporadas anteriores con una cualidad terrosa, intensificando la paleta con una impresión de frescura que continuará a través del resto de la temporada. El marfil -con subtonos grisáceos- se presenta como una alternativa al blanco.

Pasteles ácidos

Pasteles luminosos recargan la paleta de la primavera verano 2018 alineado con un mensaje lleno de confianza. Estos pasteles ácidos imparten un sentido de feminidad a las colecciones, con la introducción de colores de moda como el lima pálido, el lila eléctrico el rosa “sweet”y el azul helado. Todos, aplicados como sólidos, en “looks” de pies a cabeza.

 

Lila

La presencia poderosa del lila es una tendencia en sí misma. Se aparta de la oferta de pasteles y ofrece una alternativa fresca a los rosados. El lila eléctrico tiene una cualidad femenina y energía jovial que pisará fuerte. La introducción del azul y el gris se suman a las tonalidades de estatus obligatorio. En especial, para los atuendos tipo sastre y de aire masculino.

Verdes

Las tonalidades de verde desde el bosque hasta en sus manifestaciones intermedias, se interpretan esta temporada como la alternativa perfecta al azul marino. Lo veremos en aplicacinoes saturadas en pieles, en estilos deportivos y en “looks”monocromáticos.

Rojo

Este color dramático se une al coro de alternativas fuertes, desde el rojo fiero, pasando por el tomate, valiéndose de su cualidad óptica, amplificado por las terminaciones brillosas. Una tonaliad nueva es el “indie red”, que tiene un tinte anaranjado, que ofrece una opción versátil por sus subtonos terrosos.

Brillantes

Una paleta audaz resuena esta temporada, al tiempo que los diseñadores invierten en colores vigorizantes y saturados, encombinaciones audaces, recargando el calzado y los accesorios para la nueva temporada. Los acabados brillosos intensifican este mensaje optimista.

Blanco y negro

Combinaciones atemporales de negro y blanco ofrecen un aire transestacional a las colecciones. Dichas combinaciones tienen un aire moderno que puede trabajarse en estilos tantos sofisticados como deportivos. Aquí también pueden introducirse estampados llamativos.

Oro

Los tonos dorados continúan evolucionando del pre-verano como el metálico más prominente de la temporada. El dorado puro comunica un sentido de opulencia para la primavera verano de 2018, destacándose en bordados elaborados y metales antiguos. Los metálicos arenosos más pálidos mantienen una riqueza que va bien como acento de los neutrales terrosos. Los acabados de espejo y brillosos amplifican esta característica.