Indigentes reciben vacunas contra la hepatitis A

Se han reportado 13 casos de Hepatitis A desde el 12 de octubre de 2017
Indigentes reciben vacunas contra la hepatitis A
El enfermero John Bowles pone la vacuna contra la Hepatitis A a una mujer indigente. (Aurelia Ventura/La Opinion)
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

Algunos fruncían el ceño, otro preferían voltear la cara. Pero uno tras otro, hombres y mujeres que tienen las calles por hogar llegaban para recibir su vacuna contra la hepatitis A.

Ante el temor de que una epidemia de Hepatitis A pueda desatarse en el condado de Los Ángeles, el Departamento de Salud Pública (DPH) ya esta tomando medidas preventivas. El martes por la mañana, el DPH en colaboración con los Centros de Salud Cristianos de Los Ángeles repartieron 110 vacunas contra la enfermedad. El enfoque principal fue para la comunidad de indigentes en el área de Skid Row, en el centro de la ciudad.

La Hepatitis A es un virus que ataca el hígado y es transmitido por medio de comida contaminada o excremento de una persona infectada. Los síntomas incluyen náuseas, vómito y en ocasiones la piel se puede poner color amarilla.

“Aunque nosotros no hemos tenido ningún caso [de hepatitis A] en nuestra clínica, sí sabemos que es muy importante prevenirlo”, dijo Renee Smith, portavoz con el Centro de Salud Cristiano.

Las personas desamparadas son vulnerables a esta enfermedad puesto que una de las principales formas de evitar el contagio es lavándose las manos después de ir al baño y sabemos que es muy difícil hacer eso cuando vives en las calles”, aseveró Smith.

Hasta ahora no se ha encontrado una cura para la enfermedad y el único método de prevención es por medio de la vacuna, dijo Carolina Maradiaga, supervisora de asistentes médicos del Centro de Salud Cristiano de Los Ángeles.

Agregó que aunque las comunidades indigentes son las más vulnerables, siempre se recomienda a las personas en general que verifiquen si han sido vacunadas. De otro modo deben obtener la vacuna contra la hepatitis A.

Vacunas gratis de Hepatitis A. Aurelia Ventura/La Opinión

La hepatitis A en Los Ángeles

La directora del DPH, Barbara Ferrer, presentó el martes a la Junta de Supervisores una actualización de los casos de hepatitis A en el condado de Los Ángeles.

Explicó que se han reportado 13 casos de la enfermedad desde el 12 de octubre de 2017. De estos, 10 terminaron  hospitalizados, pero no ha habido muertes. Estas son muy buenas noticias en comparación con el condado de San Diego, que ha visto 490 casos con 342 hospitalizaciones y 18 muertes desde el 10 de octubre de 2017.

El 13 de octubre el gobernador de California, Jerry Brown, declaró una emergencia de salud pública en todo el estado. Esta dirigió al DPH de California a proveer una vacuna adicional contra la hepatitis A.

Ferrer dijo a los supervisores que las personas vulnerables a la hepatitis A, aparte de los indigentes, son; los usuarios activos de drogas ilegales, trabajadores de servicios clínicos y sociales en contacto directo con pacientes, trabajadores ambientales y sanitarios, inspectores de áreas ocupadas por desamparados o consumidores de drogas, personas que laboran con aimentos en lugares que sirven a indigentes y usuarios de drogas y a los paramédicos que tienen contacto físico directo con los indigentes.

Armando Vasquez recibe la vacuna de la Hepatitis A en el  Joshua House Clinic in Skid Row.   Aurelia Ventura/La Opinión

“Al final de este día habremos repartido 11,000 dosis con unos 3,500 vacunas para indigentes. También estamos muy activos en las cárceles”, dijo Ferrer.

Resultados no agradables

La supervisora Janice Hahn felicitó a Ferrer por su presentación en la Junta, sin embargo, dijo que los números no eran motivadores.

“Tenemos 58,000 indigentes en Los Ángeles y sólo se han vacunado 3,500. No veo una estrategia robusta real. ¿Quiénes han contactado a los representantes de mi distrito?” cuestionó Hahn, supervisora del Distrito 4, aseverando que todavía hay un poco de desconexión entre el DHP y ciertas áreas del condado.

La supervisora Hilda Solís dijo que aparte de trabajar con clínicas y en eventos públicos, sería buena idea considerar áreas comerciales.

Una mujer recibe la vacuna gratis.  Aurelia Ventura/La Opinion

“Como las tiendas de 99 centavos, como los 7 Eleven…deberíamos escoger un día y poner unidades de vacunas afuera de estos lugares”, dijo Solís explicando que estos lugares son muy concurridos por la comunidad indigente por ser baratos.

El supervisor Mark Ridley Thomas invitó a Ferrer a regresar “periódicamente” para continuar proveyendo las actualizaciones en este tema.

Ferrer dijo que se considerará que el brote haya terminado cuando ya no se vean más transmisiones locales.