Los activistas colocaron rollos de papel toalla con el mensaje de perdonar la deuda de Puerto Rico. Foto: María Peña/Impremedia