Caerán del cielo burritos sobre los patios de casas australianas

Google está poniendo a punto su servicio de entrega de productos mediante drones

Caerán del cielo burritos sobre los patios de casas australianas
Los drones son una buena herramienta para prestar servicios a zonas rurales
Foto: Web Project Wing

Entregar casi cualquier tipo de producto de una forma más rápida y segura. Ese es el sueño —y realidad— detrás de Project Wing, iniciativa capitaneada por la empresa Alphabet, socia de Google, la cual utiliza drones o aviones no tripulados para hacer entregas, y a modo de prueba, durante esta semana esta entregando medicamentos y burritos de una taquería mexicana, puerta por puerta, en un área rural de Australia.

No es la primera vez que el equipo de Project Wing utiliza drones para enviar burritos a la gente. Lo hizo el año pasado con Chipotle en la Universidad Tecnológica de Virginia, pero eso fue “en un campo abierto, no en una dirección o ubicación específica”, dijo en una publicación en la web de Project Wing James Ryan Burgess, uno de los gerentes de este proyecto.

Las pruebas en Australia se llevarán a cabo en una comunidad rural cerca de Canberra, la capital, donde los residentes “enfrentan un viaje de ida y vuelta de 40 minutos en automóvil para casi cualquier cosa, ya sea un cartón de leche, verduras para la cena o una taza de café“, continuó Burgess, consciente de la dificultad de que cada patio sea diferente, “con su propio diseño de árboles, cobertizos, cercas y cableado”.

La cadena detrás de los burritos que caerán, como quien dice, del cielo es Guzman y Gomez, y la compañía farmacéutica es Chemist Warehouse, sumando el desafío de entregar productos calientes y recién cocinados y medicamentos de todo tipo de tamaños y formas.

“La información que reunamos de [la prueba] con estos dos socios nos ayudará a construir un sistema en el que los comerciantes puedan centrarse en lo que son mejores”, aseguró Burgess, en lugar de tener que pensar en cómo entregarlo.

Los esfuerzos de Google en Australia son el último paso en la carrera de entrega mediante drones que ya están librando las grandes marcas. El año pasado, Domino’s anunció que comenzaría a usar estos dispositivos para llevar pizza a clientes en Nueva Zelanda, y en diciembre, Amazon realizó su primera entrega mediante en drones de una bolsa de palomitas de maíz en Reino Unido.

Un empleado de ‘Guzman y Gomez’carga un paquete con un burrito (Project Wing)