Esta es la vida de un perro despedido por la CIA

No todos los perros nacieron para una vida llena de aventuras
Esta es la vida de un perro despedido por la CIA
Lulu, la perrita despedida por la CIA

En muchos casos los perros resultan ser de gran utilidad para las agencias que combaten el crimen o bien para encontrar sobrevivientes de desastres naturales como vimos recientemente en México, pero no cualquier perro está dispuesto a poner su vida en riesgo en nombre de la ley.

Así ocurrió con Lulu, una perrita de raza labrador que debió ser “despedida” por la Agencia Central de Inteligencia (CIA), debido a que sus entrenadores se dieron cuenta que ella no disfrutaba su trabajo e incluso, se mostraba apática en los entrenamientos.

A pesar de que a la simpática perrita la trataron de motivar con premios y juegos, lo mejor para la agencia fue deshacerse de ella.

Ahora Lulu disfruta de su retiro al lado de su amigo Harry.

Pero no piensen mal, según difunde la misma CIA en su portal oficial, al no encontrar en ella una buena recluta, a uno de sus mismos entrenadores que ha dejado de lado los ejercicios para que encuentre explosivos y le ha brindado una vida familiar.

Según explica el sitio oficial, como si se tratara de estudiantes humanos, los reclutas caninos a veces tienen días malos, pero si estos son repetitivos, como fue el caso de Lulu y dan señales de rechazo a los entrenamientos por varios días seguidos, lo mejor es darlos en adopción.