¿Estás poniendo en riesgo tu casa cuando subes fotos a las redes sociales?

Publicar fotos cuando estás de vacaciones podría atraer atención maliciosa. Cómo puedes evitar los peligros de la “presunción en Instagram”

¿Estás poniendo en riesgo tu casa cuando subes fotos a las redes sociales?
Si sufres de robo en casa mientras estas de vacaciones y subiste fotos en redes, podrías tener problemas con la aseguradora.
Foto: Pexels

Si estás de vacaciones, disfrutando una refrescante margarita en la playa, mientras te tomas fotos (selfies); tal vez deberías esperar a que regreses a tu  casa antes de publicar esas fotos en línea.

Esto es porque presumir en las redes sociales (conocido como instabragging) publicando fotos que anuncian que estás de vacaciones, o fuera de la casa en un restaurante elegante, podría convertirte en un blanco perfecto para los criminales.

Y si roban tu casa y haces un reclamo al seguro, esta actividad podría meterte en problemas con tu aseguradora.

Aunque nadie lleva un registro de los crímenes cometidos porque un criminal obtuvo información en redes sociales de que el dueño de una casa estaba fuera de casa o había comprado algo caro, los expertos en seguros y en seguridad del hogar dicen que aún así la amenaza es real.

“No nos damos cuenta de que hay malas personas que podrían estar observando todo lo que hacemos, esperando para atacar,” dice Frank Scafidi, director de relaciones públicas para el National Insurance Crime Bureau, un grupo sin fines de lucro de la industria.

De acuerdo con Scafidi, presumir en redes sociales podría violar la cláusula de “cuidado razonable” de la póliza de un seguro, la que estipula que los dueños de la póliza hagan todo lo posible para que su casa esté a prueba de ladrones y a salvo de riesgos.

Dice que no está al tanto de compañías de seguros del hogar que revisen las publicaciones en redes sociales de los demandantes como parte de sus actividades ordinarias. Pero Loretta Worters, vicepresidente de comunicaciones del Insurance Information Institute , un grupo comercial, dice que las aseguradoras podrían revisar las publicaciones de las redes sociales en algunas instancias específicas.

“Si realizas un número de reclamaciones caras, entonces podrían revisar tu actividad en las redes sociales y comprobar si estás haciendo todo lo posible para proteger tu casa,” dice Worters. “Probablemente no te nieguen tu reclamo, pero podrían aumentar la tasa de tu cobertura”.

Scafidi dice que también existe el riesgo de que pierdas tu seguro. Algunas compañías “podrían decidir llegar a un acuerdo sobre la reclamación y simplemente no volver a asegurarte” dice.

No compartas más de la cuenta en línea

Para evitar problemas, deberías ser cuidadoso sobre lo que publicas y lo que escribes en la sección de comentarios de un post cuando tus amigos te preguntan dónde estás o cuánto tiempo estarás ahí. Esto es especialmente importante en agosto, el mes de más actividad en robos a casas porque muchas personas están fuera, dice Worters.

Parecería obvio pero nunca deberías publicar  ni tu número telefónico ni tu dirección en las redes sociales.

“Esto es lo mismo que recomendamos cuando la gente se va de vacaciones,” dice Worters. “Asegúrate de dejar luces prendidas en la casa. Asegúrate de que alguien recoja el periódico. Si tomas estas precauciones cuando estás de vacaciones, deberías tomar precauciones en línea también.”

Si eres muy activo en las redes sociales y te preocupan las posibles ramificaciones con tu seguro, Scafidi recomienda que preguntes a tu agente sobre esto y que tomes notas sobre lo que te diga.

Toma más medidas de seguridad

Por supuesto, ejercer cuidado con las redes sociales es una decisión inteligente. Aquí hay algunos consejos adicionales sobre cómo proteger tu hogar de los ladrones mientras no estés en casa:

Comienza con una buena cerradura: Los ingenieros de pruebas de Consumer Reports encontraron grandes diferencias al evaluar cerraduras de seguridad para ver la resistencia de las puertas al ser pateadas, perforadas y forzadas. Y el precio no predice la calidad.

Los expertos en nuestro Centro Nacional de Pruebas e Investigación evaluaron 22 modelos de cerraduras para ver cuáles se desempeñaban mejor.

Cierra tus ventanas: Al menos el 30% de los ladrones entran a las casas por una ventana que no estaba cerrada con llave, de acuerdo con el Departamento de Justicia Criminal y Criminología de la Universidad de North Carolina en Charlotte. Así que cierren con seguro puertas y ventanas, amigos.

Considera un sistema de seguridad: “Obtén un sistema de seguridad de casa y muestra el letrero en un lugar visible,” aconseja Richard Berk, un profesor de criminología en la Universidad de Pennsylvania. De acuerdo con el FBI, en promedio, solo 12.4% de los robos a casas terminan en una sentencia judicial. En otras palabras, la mayoría de los ladrones se salen con la suya, un hecho que probablemente anima a un buen número de ladrones.

Crea un buen espectáculo: Tomar pasos para asegurarte de que tu casa parezca estar habitada mientras estás fuera es una forma efectiva de disuadir a los ladrones, de acuerdo con Berk. “Deja artículos en tu jardín para que parezca que tienes un perro,” agrega, y “conecta algunas luces en un programador de tiempo automático para que parezca que hay gente en la casa”.

Busca los puntos débiles: Una puerta principal completamente asegurada no servirá de mucho si dejas otros puntos de entrada, como puertas de garaje o sótanos, no aseguradas. Es mejor que estas se cierren desde adentro, en lugar de usar un candado afuera, que puede ser cortado con cortadoras de pernos.

Evita las soluciones artificiosas de esconder llaves: Podrías pensar que estás protegido escondiendo las llaves afuera, en rocas falsas, estatuas de duendes y otros productos básicos de los catálogos de productos para el hogar, pero no lo estás. Los ladrones leen los catálogos también y sabrán dónde están escondidas tus llaves.

Inspecciona el exterior de tu casa: Los ladrones pueden esconderse de vecinos vigilantes o patrullas de seguridad detrás de arbustos altos y setos alrededor de la casa. Agrega luces en donde sea necesario; las luces con sensores de movimiento son las mejores.

No anuncies los productos: ¿Estás haciendo compras? No lo anuncies dejando los empaques afuera para que se los lleve la basura. Córtalos o tíralos en algún otro lugar.

Deja saber a las autoridades que estarás fuera: Dile al departamento de policía de tu área que estarás viajando y pídeles que pongan tu casa en la lista de vigilancia. También deberías dejar una llave de repuesto y un número de contacto con ellos en caso de una emergencia.

Paul Hope, un escritor de Consumer Reports, contribuyó a este reporte.