Histórico juego del boricua Hernández manda a los Dodgers a la Serie Mundial

La novena angelina apalea a Cachorros 11-1 en la noche de 'Kiké' y llega a su primer 'Clásico de Otoño' desde 1988
Histórico juego del boricua Hernández manda a los Dodgers a la Serie Mundial
Los Dodgers de Los Angeles celebran el pase a la Serie Mundial tras vencer a los Chicago Cubs 11-1 en el juego cinco de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional en Wrigley Field. (Foto: Stacy Revere/Getty Images)
Foto: Stacy Revere / Getty Images

Los aficionados de los Dodgers no van a tener que vivir por siempre de los recuerdos de Serie Mundial de Fernando Valenzuela, Orel Hershiser y Kirk Gibson.

Es tiempo de abrirle paso a Clayton Kershaw y Kenley Jansen; a Justin Turner y Cody Bellinger, y algunos otros como Enrique “Kiké” Hernández.

Tras 29 años de sequía y apenas en la segunda temporada de Dave Roberts como manager, los Dodgers de Los Ángeles están de regreso en la Serie Mundial, luego de eliminar a los campeones Cachorros de Chicago en cinco partidos con una aplastante victoria de 11-1 el jueves en Wrigley Field conducidos por una histórica actuación de Kike Hernández, quien bateó tres jonrones y produjo 7 carreras.

Kershaw lanzó bien, con sólo una anotación y 3 hits en 6 innings. Sufrido durante toda su carrera en juegos de postemporada, el as pudo reivindicarse de lo de hace un año, cuando fue vencido en el mismo diamante para la eliminación de los Dodgers en seis partidos.

Esta vez, con un equipo muy superior jugando a su alrededor, Kershaw navegó tranquilo, sobre todo después de que Hernández tuviera una auténtica e inolvidable noche de gloria.

El versátil pelotero boricua bateó un jonrón con las bases llenas en la tercera entrada para, efectivamente, liquidar el partido. Su cañonazo atrasado sobre la barda del derecho en contra del relevista Héctor Rondón, puso el juego 7-0.

Una entrada antes, Hernández ya se había volado la barda del central contra el abridor José Quintana, para la segunda carrera de Los Ángeles. El zurdo colombiano cargaba con mucho peso al tratar de mantener con vida a unos Cachorros muy descompuestos, y desde un principio falló en responder cuando Bellinger le dio doble al derecho para remolcar a Chris Taylor, quien con la disciplina al bate que caracteriza al equipo completo, empezó el juego negociando base por bolas.

En el decisivo tercer inning, el valioso Taylor abrió con doble y anotó enseguida con sencillo de Turner para el 3-0. Bellinger siguió con sencillo y las bases se llenaron con hit de Yasiel Puig. Todo sin out.

Joe Maddon sacó a su abridor, y aunque Rondón ponchó a Logan Forsythe, fue victimizado al primer lanzamiento por el súper encendido Hernández, quien no paró de celebrar con euforia; sabía la trascendencia de su batazo.

Y no había terminado el boricua. Luego de que Forsythe impulsó dos más para el 9-0 con doble en la cuarta entrada y los aficionados en Los Ángeles empezaban a preguntarse cuándo y a qué hora arrancará el juego 1 del Clásico de Octubre (martes con hora por determinarse), “Kiké” completó su “hat trick” en la novena en contra del zurdo Mike Montgomery con Puig a bordo, esta vez por el jardín central-izquierdo.

Los Dodgers, su ciudad de Los Ángeles y millones de aficionados alrededor del país y del mundo, celebran. Pero la misión aún está incompleta. Yankees de Nueva York o Astros de Houston los enfrentarán por la corona.