Estos tal vez sean los mejores padres del mundo

No hay que esperar a tener un motivo especial para demostrar nuestro cariño por los demás

Regresar a casa después de un duro día en la escuela muy gratificante.

Pero bajarse del autobús escolar y ver a toda tu familia esperándote, no tiene precio. Mucho menos cuando lo hacen disfrazados.

La niña protagonista de esta historia es muy afortunada, pero imáginate lo que pensaron los vecinos que pasaron y vieron a una familia de dinosaurios esperando en el lado de la carretera.

Una de las imágenes de la semana que nos hacen sentir bien y nos recuerdan que es bueno ser recibido con tanto entusiasmo por las personas que amas.