La exitosa operación de un oso para extirparle lengua de más de 6 libras

Vive en un monasterio en Birmania junto a su hermano bajo el cuidado de monjes budistas. Un equipo de veterinarios de la Universidad de Edimburgo realizó el procedimiento para solucionar la anomalía que lo afectaba
La exitosa operación de un oso para extirparle lengua de más de 6 libras
Nyan htoo en el momento de ser intervenido.
Foto: Universidad de Edimburgo

Lengua nueva, vida nueva.

Eso podría decir Nyan htoo, un enorme oso en Birmania que tenía hasta hace poco una lengua tan hinchada que pesaba tres kilos y la tenía que arrastrar por el piso.

Nyan htoo vive bajo el cuidado de unos monjes en un monasterio en Birmania. Él y su hermano fueron rescatados cuando oseznos, después de que habían sido separados de su madre para ser comercializados en China.

Desde el mismo momento en que el oso pisó el suelo del monasterio notaron que tenía una anomalía desconocida en su lengua: permanecía hinchada la mayor parte del tiempo.

Esto no le permitía alimentarse ni hidratarse de forma adecuada, por lo que los monjes comenzaron a buscar ayuda para mejorar su calidad de vida.

La lengua de Nyan htoo pesaba casi tres kilos. (Foto: UNIVERSIDAD DE EDIMBURGO)

En 2016, un equipo de veterinarios logró intervenir la lengua del animal, pero no logró curar la deformación.

Para junio de este año, la afección ya era grave: aunque seguía jugando con su hermano, el oso arrastra ba la lengua por el piso y tenía dificultades para moverse.

Fue entonces cuando un equipo de la escuela de veterinaria de la Universidad de Edimburgo, de Escocia, viajó hasta Birmania para realizar un procedimiento quirúrgico por el que removieron gran parte de la lengua de Nyan htoo.

Ahora el oso tendrá una mejor calidad de vida de acuerdo al diagnóstico de los veterinarios. (Foto: UNIVERSIDAD DE EDIMBURGO)

Realmente se trató de una condición médica inusual, nunca lo habíamos visto en otros osos. Pero no nos rendimos con Nyan htoo”, escribió Heather Bacon, la veterinaria que lideró el procedimiento, en un documento enviado a BBC Mundo.

“Ahora el oso va a poder comer de manera mucho más confortable, dormir en una posición normal y moverse sin tener que arrastrar su lengua”, agregó.