Trump complica a trabajadores con más de 15 visas su permanencia en EEUU

Ajustes con base en la orden "Comprar americano, contratar a americanos" afectarán a portadores de H-1B, H-2B, entre otras
Trump complica a trabajadores con más de 15 visas su permanencia en EEUU
La medida aplica a trabajadores "no inmigrantes".
Foto: John Moore/Getty Images

Con base en la orden ejecutiva “Comprar americano, contratar a americanos”, el gobierno del presidente Donald Trump busca complicar la permanencia en los Estados Unidos de los portadores de al menos 15 visas, incluida la H-1B.

Una nueva política dada a conocer por Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) revela que los llamados “trabajadores no inmigrantes” de visas H-1B, H-2A, H-2B, H-3, L-1, O-1, O-2, P-1, P-1S, P-2, P-2S, P-3, P-3S, Q-1 y R-1 deberán tener un proceso distinto, de mayor escrutinio.

Actualmente, los oficiales de inmigración que revisan las solicitudes de extensión de visa toman en cuenta la aprobación previa, es decir, para quien ya tiene el documento era más fácil obtener una extensión, explicó el portal Axios.

Sin embargo, con la nueva medida USCIS deberá aplicar el mismo escrutinio a los solicitantes de extensión, como si nunca hubieran estado en el país.

“(USCIS) está instruyendo a sus funcionarios a aplicar el mismo nivel de escrutinio a las solicitudes iniciales y las solicitudes de extensión para ciertas categorías de visa de no inmigrante”, informó la dependencia en un comunicado el lunes. “La guía se aplica a casi todas las clasificaciones de no inmigrantes presentadas utilizando el Formulario I-129 de ‘Petición para un trabajador no inmigrante'”.

En la página oficial de la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración se indica que son 15 las visas de base que utilizan ese tipo de formulario, aunque también la requieren los tipos E-1, E-2, E-3, H-1B1 o TN.

“Los oficiales de USCIS están en la vanguardia de los esfuerzos de la administración para mejorar la integridad del sistema de inmigración”, expresó el director de USCIS, L. Francis Cissna. “Esta guía actualizada proporciona una dirección clara para ayudar a avanzar en las políticas que protegen los intereses de los trabajadores de EEUU”.

La autoridad destaca que los oficiales deben revisar a fondo la petición y la evidencia que se entrega como respaldo, a fin de determinar la elegibilidad, aunque, precisó, se podría llegar a la misma conclusión, es decir, aprobar la extensión.

“La política anterior instruía a los oficiales a otorgar deferencia a los hallazgos de una petición previamente aprobada, siempre y cuando los elementos clave no se hubieran modificado y no hubieraevidencia de un error o algún tipo de fraude”, señala la nueva orden. “La guía de política actualizada suple la política anterior”.

Los funcionarios determinarán el otorgamiento de la visa con base en los “méritos de cada caso”, además de que se pueden requerir pruebas adicionales, si se considera que “no hay suficientes para establecer la elegibilidad”.

USCIS no tiene aún el desglose de cuántas personas podría impactar la medida, pero la portavoz en Nueva York, Katie Tichacek, indicó que en el año fiscal 2016, aplicaron 114,660 personas, mientras que en lo que va de este año ya suman 121,456.

Cabe aclarar que los portadores de las visas mencionadas aplicaron a las mismas con el formulario I-129, que es la que se refiere USCIS, especificó Tichacek, pero las renovaciones deberán realizarse con la forma I-539, utilizada para la extensión del permiso.

*Este artículo se actualizó con las últimas cifras proporcionadas por USCIS.