“¡Vale la pena pagar más de mil dólares por ver a Los Dodgers en la Serie Mundial!”

Se desata la fiebre beisbolera en Los Ángeles: los latinos presentes en el primer juego
“¡Vale la pena pagar más de mil dólares por ver a Los Dodgers en la Serie Mundial!”
Fanáticos de los Dodgers esperan que su equipo gane la Serie Mundial.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

El sol caía a plomo y la temperatura superaba los 100 grados en la estación de trenes Union Station de Los Ángeles, pero a los aficionados de Los Dodgers eso no les importaba. Durante dos horas aguardaron emocionados para abordar los autobuses que los llevaría a disfrutar el primer juego de la Serie Mundial de béisbol  para la escuadra angelina en 29 años.

La Serie Mundial de las Grandes Ligas se disputa entre los campeones de la Liga Nacional,  el equipo de casa Los Dodgers; y los Astros de Houston de La Liga Americana.

Linda Rojas llegó a ver el primer juego de la Serie Mundial con Los Dodgers con su esposo John Rojas. (Araceli Martínez/La Opinión).

“Es la primera vez que vengo a un juego de la Serie Mundial; y para mi esposo es la segunda. Él tenía 12 años cuando su papá lo trajo en 1977. Cuando él me dijo que quería venir, le dije, ‘véte solo’. ‘No, yo quiero que tú también experimentes este juego. Qué importa que vaya a salir caro’, me dijo. ‘Va a ser algo que podremos contarle a nuestros hijos’”, recuerda Linda que le dijo su esposo, John Rojas.

La pareja estaba a la cabeza de la fila para abordar el primer camión que saldría de Union Station al estadio de Los Dodgers.

Los Rojas viven en Riverside, y decidieron no trabajar para no perderse el arranque de la Serie Mundial.

Oscar Ramírez súper emocionado en el primer partido de la Serie Mundial. (Araceli Martínez/La Opinión).
Oscar Hernández súper emocionado en el primer partido de la Serie Mundial. (Araceli Martínez/La Opinión).

$1,000 por boleto

Óscar Hernández prácticamente se andaba riendo solo. Él y su esposa Karina, junto con un grupo de amigos, decidieron pedir permiso en el trabajo para ver el primer juego de la Serie Mundial.

“Los boletos nos costaron 1,000 dólares por cada uno. Vale la pena porque es la única vez que vamos a ver a los Dodgers en una Serie Mundial”, comenta súper emocionado. Hernández es un aficionado de los Dodgers que trabaja en la industria aeroespacial.

Tony Raya compró su boleto para ver el partido mientras hacía línea para tomar el camión rumbo al estadio. “Iba a ver si alguien me lo vendía a la entrada, pero decidí comprarlo por Internet en mi teléfono celular”, dice.

Y agrega que le costó 1,100 dólares. “Ya no voy a poder pagar la renta, pero ni modo”, dice riendo Raya, quien trabaja para la compañía AT&T y pidió el día para faltar al trabajo. “Es el primer partido y no me lo podía perder. A lo mejor sí regreso a ver otros. Por lo pronto es la primera vez que me va a tocar estar en una Serie Mundial, y no sé ni cómo actuar”, dice fascinado.

Tony Raya y Stephanie vinieron solos a ver el primer partido de la Serie Mundial y se hicieron amigos mientras hacían fila para tomar el autobús que los llevaría al estadio. (Araceli Martínez/La Opinión).
Tony Raya y Stephanie Realejano vinieron solos a ver el primer partido de la Serie Mundial y se hicieron amigos. (Araceli Martínez/La Opinión).

Stephanie Realejano comenta que ella es aficionada de los Dodgers desde niña. “Apenas anoche (lunes) compré mi boleto. No me decidía. Estaba que sí, que no. Me gasté como 1,100 dólares pero está bien porque no se sabe cuándo vamos a tener aquí otra Serie Mundial. Y estar en vivo en el juego es más intenso que verlo en pantalla. Ambos equipos llevan 100 partidos ganados. Va a estar caliente”, cuenta entusiasmada.

Leticia Mier llegó con su hijo Roberto Mier y su nieto Exavier Mier, de 7 años, a ver el primer juego de la Serie Mundial.

“Es un evento especial. Vale la pena, especialmente por el nieto”, dice la madre.

Madre, hijo y nieto se van a ver el primer juego de la Serie Mundial con Los Dodgers luchando por quedarse con el campeonato. (Araceli Martínez/La Opinión).
Madre, hijo y nieto se van a ver el primer juego de la Serie Mundial con Los Dodgers . (Araceli Martínez/La Opinión).

Roberto Mier y su hijo viajaron desde Phoenix, Arizona donde viven para ver el primer juego de la Serie Mundial de las Grandes Ligas. “Salí a las 10 de la noche (del lunes) y llegamos a las 4:00 de la mañana a Los Ángeles. Traer al niño al juego es lo mejor. Estoy muy feliz que estemos aquí”, confiesa.

Su hijo Exavier, con el nombre de los Dodgers pegado en su carita, alcanza a decir que está “muy emocionado”. Y revela que el jugador Justin Turneres su favorito.

Los hijos de Leticia Mier: Jessie y Jiovanni Mier jugaron en las Ligas Menores de los Dodgers.

Fanáticos de los Dodgers celebran antes del partido en Echo Park. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

Mientras los aficionados, portando las camisetas azules y blancas de los Dodgers, se preparaban a abordar los camiones para irse al estadio a presenciar el primer encuentro de pelota de la Serie Mundial, otros se fueron a los bares y restaurantes cercanos al estadio como el restaurante mexicano El Compadre a celebrar antes de que comenzara el partido.

Daniel López dijo que estaba muy emocionado. “La última vez que los Dodgers fueron a una Serie Mundial tenía 16 años”, comenta entre las vivas de su hermano, primo y amigos que lo acompañaban.

Para los aficionados, esta es una fiesta sin igual. ( Aurelia Ventura/ La Opinion)

Roberto Bueno y David González vinieron desde Santa Bárbara. “Tenía 4 años la última vez que los Dodgers jugaron en una Serie Mundial”, dijo Bueno y agregó que no querían perderse la experiencia del arranque.

Justin Jiménez, socio del restaurante El Compadre en Echo Park , muy cerca del estadio, dijo que estaban esperando muchos aficionados durante el tiempo que dure la Serie Mundial.

“Tener en casa la serie mundial es increíble para la ciudad y para El restaurante Compadre. Hemos pasado por varias series. A mi abuelo le tocó. No la hemos hecho en otras series pero esta vez Los Ángeles está vuelto loco con Los Dodgers  y nosotros los apoyamos”, aseveró Jiménez.