Campaña para pagar fianza de colombiana indocumentada víctima de tráfico humano

La mujer llegó a EEUU con una visa B-1 para trabajadores domésticos y terminó abusada por sus empleadores

Guía de Regalos

Campaña para pagar fianza de colombiana indocumentada víctima de tráfico humano
Se necesitan 5,000 dólares para pagar la fianza de la colombiana
Foto: Archivo

El Centro de Trabajadoras de Miami inició hoy una campaña para recaudar los 5,000 dólares que un juez de inmigración impuso como fianza para obtener su libertad a una colombiana indocumentada víctima de explotación y de tráfico humano.

“¿Dónde está la justicia? Ella es la víctima, es una persona de bajos recursos y todo este tiempo ha estado en un centro de detención”, manifestó hoy a Efe Marcia Olivo, directora ejecutiva del Centro de Trabajadoras de Miami, al que pertenece la inmigrante colombiana Andrea Paola.

La organización ha puesto en marcha en internet una campaña para recibir donaciones a fin de pagar la fianza y “a más tardar la semana que entra tenerla en la calle”, según manifestó Olivo.

Andrea Paola ha estado cuatro meses privada de su libertad en el Broward Transitional Center (BTC), en Pompano Beach (Florida) y este martes un juez de inmigración le concedió la libertad bajo fianza.

El Centro de Trabajadoras de Miami da cuenta en un comunicado que el Departamento de Trabajo ha investigado el caso de Andrea Paola, quien entró a EEUU con una visa B-1 que se da a trabajadores domésticos y ha determinado que es “víctima de tráfico humano”

Olivo señaló que la colombiana llegó unos 3 años atrás con sus empleadores para trabajar con ellos y que, entre otras cosas, sufrió amenazas, abuso emocional, intimidación, malas condiciones de trabajo, el robo de su salario y represalias legales.

“No la dejaban salir, le confiscaron todo”, aseveró Olivo, quien relató que durante la estancia de la inmigrante en el centro de detención amigos y miembros de la organización enviaron dinero a Colombia para la manutención de sus dos hijos.

Paola Andrea, que no tiene familiares en Miami, quiere evitar ahora represalias contra ellos, quienes son menores de edad y se hallan a expensas y “cerca a familiares de quienes la trajeron aquí”, según dijo Olivo.

Una vez que abandone el centro de detención, la colombiana deberá mantenerse en el sur de Florida, donde debe responder por una acusación de robo de salarios, a raíz de un “falso reporte de sus traficantes”, de acuerdo a la organización.

Según datos de Naciones Unidas, hasta 21 millones de personas son actualmente objeto de trabajo forzado y explotación extrema, y pueden ser encontradas hasta en 106 países.