Google en problemas con Pixel 2, la pantalla se “quema”

Apenas 15 días después de su lanzamiento, varias imágenes en redes sociales y comentarios de analistas tecnológicos en Internet han revelado fallos en los nuevos celulares que cuestan más de $1,000 dólares

Guía de Regalos

Google en problemas con Pixel 2, la pantalla se “quema”
Varios usuarios y analistas dijeron que la pantalla de la segunda generación de Pixel "se quema".
Foto: Spencer Platt / Getty Images

Cuando Google anunció la segunda generación de sus teléfonos Pixel de fabricación propia, dijo que serían celulares “fáciles de usar que se anticipan a las necesidades” de sus usuarios.

No entraba dentro de sus planes recibir quejas de sus compradores a los pocos días de su lanzamiento en Estados Unidos (apenas una quincena después).

Varios usuarios dijeron que la pantalla estaba dando problemas.

Analistas de tecnología y clientes de Google expresaron a través de distintos medios en Internet que la pantalla de los Pixel 2 y 2 XL -su versión más grande- “se quema” y “se decolora”.

Algunos usuarios dijeron que hay “imágenes fantasma” debido a que el dispositivo se quema internamente a los siete días de su uso.

La BBC recibió un 2 XL por parte de Google que se quemó levemente, mostrando imágenes en la pantalla prolongadamente.

“Las quemaduras son típicas de pantallas viejas, pero eso no debería ocurrir en un smartphone nuevo de alta gama“, dijo el corresponsal de tecnología Dave Lee.

“En el dispositivo de Google, la barra de navegación que suele estar en la parte inferior de la pantalla puede verse levemente, cuando no debería ser visible”, explicó el periodista de la BBC.


¿Qué es una “pantalla quemada”?

  • Es un problema normalmente vinculado a las pantallas OLED.
  • Las pantallas “se queman” porque los diodos se desgastan y tardan en recuperar su estado original.
  • Como resultado, proyectan marcas en la pantalla. El problema no suele ser grave, a veces ni siquiera es visible, pero puede resultar molesto a los más quisquillosos y es permanente.
  • Otro efecto es la retención de imagen, que aparece retenida en el fondo de la pantalla.

Los teléfonos Pixel 2 XL cuestan más de $1,000 dólares.

Uno de los elementos que más los encarecen es, precisamente, supantalla OLED, una tecnología que ofrece imágenes sorprendentemente nítidas a través de diodos orgánicos emisores de luz.

El gigante de internet se ha visto obligado a abrir una investigación y declaró que se toma el tema “muy en serio”.

“La pantalla del Pixel 2 XL fue diseñada con una tecnología avanzada POLED (Plástico-OLED), que incluye una amplia gama de colores y una alta relación de contraste”, explicó la compañía.

La BBC tuvo acceso al teléfono. En esta imagen se ve una zona “quemada” en el inferior de la pantalla, algo que normalmente sólo ocurre con aparatos más viejos.

“Pusimos todos nuestros productos en exhaustivas pruebas de calidad antes del lanzamiento y en la fabricación de cada unidad. Estamos investigando activamente estos casos“, agregó.

Mario Queiroz, vicepresidente de la compañía para la gama Pixel, le dijo a la BBC que “se toman todas las críticas muy en serio, y sus ingenieros investigan con rapidez”.

“Comunicaremos las actualizaciones tan pronto como tengamos datos concluyentes”, añadió.

Empezando con mal pie

Su rival, Apple, también usa tecnología OLED en su nuevo iPhone X. Las pantallas fueron fabricadas por la surcoreana Samsung.

La crisis que está sufriendo Google con sus teléfonos móviles (todavía) no es tan grave como la que afectó a Samsung con sus celulares “explosivos”, pero hace recordar a ella.

El año pasado, Google anunció con bombo y platillo el lanzamiento de Pixel, su primer celular inteligente de fabricación propia, asegurando que fue “lo más importante de los últimos ocho años”.

Los críticos hicieron buenos comentarios sobre su diseño, pero el éxito que esperaba la firma tecnológica no se reflejó en las ventas: apenas abarcaron el 0,5% del mercado global.

Pese a que Google los comercializa como teléfonos propios (su eslogan es “hecho por Google”) los Pixel 2 fueron fabricados en gran medida por HTC, y los 2 XL por LG.

En el peor de los casos, Google tendría que detener la producción de Pixel, que además ha sufrido ya retrasos en sus envíos de más de un mes.

Posiblemente, también tendría que hacer un “recall”(para retirar del mercado) los dispositivos ya enviados.

“No es un gran comienzo, eso es seguro”, le dijo a la BBC Carolina Milanesi, una analista de Silicon Valley que trabaja en la firma de consultoría Creative Strategies.

“Este fue el gran paso de Google en el mercado de los dispositivos. Plantea la cuestión de si realmente puede darlo”.

Recientemente Google también recibió quejas por otro producto: su parlante asistente de voz Google Home Mini, que sufrió errores tras una actualización. Además lo acusaron de “escuchar” a sus usuarios.