Estudio: distritos escolares de California demuestran ‘uso excesivo de suspensiones’

Esto le cuesta miles de días de intrucción a los alumnos

Guía de Regalos

Estudio: distritos escolares de California demuestran ‘uso excesivo de suspensiones’
Policía revisa la escuela Edward R. Roybal Learning Center (Aurelia Ventura)

El uso excesivo de suspensiones en las escuelas de California resultó en más de 840,000 días de instrucción perdidos durante el año académico 2014-2015.

Así lo demuestra el informe, “Instrucción pérdida: El impacto dispar de la brecha de disciplina escolar en California”.

“Los estudiantes de California se vieron privados de oportunidades de aprendizaje en asombrosos 840,656 días durante el año académico 2014-2015”, dijo Daniel J. Losen, director del Centro de Recursos Civiles con el Proyecto de Derechos Civiles de la UCLA. “Además, encontramos que los estudiantes afroamericanos están siendo excluidos de las clases en tasas alarmantes, y en algunos distritos, perdieron más de 100 días por cada 100 estudiantes inscritos” añadió Losen.

El investigador agregó que California no cerrará la brecha de rendimiento si no hacen mayores esfuerzos para cerrar la brecha de disciplina.

Los investigadores informaron que las suspensiones han estado cayendo constantemente en California durante los últimos cuatro años. En general, los días perdidos debido a la suspensión se redujeron de aproximadamente 23 por cada 100 estudiantes en el año académico 2011-2012, a 13 en 2014-2015.

Pese a ser una buena tendencia general, los investigadores dicen que las suspensiones aún se usan de manera excesiva.

Disparidades por etnia

El estudio critica las persistentes disparidades raciales y étnicas de la suspensión. En el año académico 2014-2015, los estudiantes afroamericanos perdieron 43 días de instrucción por cada 100 estudiantes matriculados, una gran brecha de 32 días más que el 11 por 100 que perdieron los estudiantes blancos. Los estudiantes nativo-americanos perdieron 30 días de instrucción y los estudiantes latinos perdieron 13.

El análisis también reveló diferencias significativas en los días de instrucción pérdida entre los distritos escolares.

Estudiantes caminan hacia una escuela del Este de Los Ángeles. (Aurelia Ventura/ La Opinion)
Estudiantes caminan hacia una escuela del Este de Los Ángeles. (Aurelia Ventura/ La Opinion)

“No hay justificación para el nivel de varianza de suspensión que existe hoy entre los distritos escolares”, dijo el coautor Amir Whitaker. “La única explicación posible es que algunos distritos escolares han aceptado el hecho de que las suspensiones son malas para los estudiantes, maestros y administradores en la gran mayoría de las circunstancias. Sin embargo, algunos distritos insisten en luchar contra la tendencia y hacer la vista gorda ante el consenso de la investigación. Estas son malas noticias para los estudiantes y maestros a quienes sirven”.

El 19% de distritos escolares tuvieron a estudiantes que perdieron 25 o más días de instrucción por cada 100 estudiantes matriculados en el 2014-2015.

Las grandes diferencias entre los distritos se debieron tanto a las disparidades raciales como a las diferentes políticas y prácticas locales sobre el uso de suspensiones de “interrupción/desafío”, una categoría general utilizada para justificar las suspensiones por infracciones de conducta menores.

La ley estatal prohíbe las suspensiones de interrupción / desafío para los estudiantes del preescolar al tercer grado, y el Distrito Unificado de Los Ángeles, el Distrito Unificado de Oakland, el Distrito Unificado de San Francisco y otros distritos escolares han extendido esa política a todos los grados. Sin embargo, la mayoría de los distritos de California continúan suspendiendo a los estudiantes en los grados 4-12 por interrupción y otros mal comportamientos menores.

“Privar a los estudiantes de las oportunidades de aprendizaje debido a la mala conducta típica de los adolescentes afecta su capacidad para tener éxito”, dijo Whitaker. “Los administradores, maestros, familias y estudiantes deben unirse para crear un entorno más solidario que conduzca al éxito de los estudiantes”.