Líderes demócratas confían votar el “Dream Act” antes de Navidad

Los congresistas continúan negociando con republicanos sobre DACA
Líderes demócratas confían votar el “Dream Act” antes de Navidad
Activistas se han movilizado en defensa de los "Dreamers". AFP/Getty Images
Foto: FREDERIC J. BROWN/AFP/Getty Images

WASHINGTON – Líderes demócratas de ambas cámaras del Congreso afirmaron este miércoles que continúan cortejando el apoyo de los republicanos para someter a voto el “Dream Act”,  previsiblemente antes de Navidad, tras el impulso que dio a la legalización de los “Dreamers” el liderzago republicano.

Acompañados de activistas cívicos, una “Dreamer” y presidentes de universidades estatales  de California y Nueva York,  algunos de los principales líderes demócratas de ambas cámaras del Congreso dijeron en rueda de prensa en el Capitolio que no hay tiempo que perder y que la meta es votar la medida antes de fin de año.

El senador demócrata por Illinois, Dick Durbin, dijo que existe la posibilidad de que el “Dream Act” sea sometido a votación en diciembre próximo como parte de una ley de gastos, aunque “en cuanto más temprano ocurra, mejor”.

En ese sentido, Durbin, el demócrata “número dos” del Senado, recordó que el Congreso tiene ante sí un reducido calendario legislativo y varias prioridades en cola, como la extensión del techo de la deuda y la aprobación del presupuesto federal para mantener abiertas las puertas del gobierno.

Según Durbin, el “Dream Act” necesitará el apoyo de al menos 12 republicanos en el Senado, y por ahora tiene ya a cuatro en el bolsillo, a la vez que destacó que su bancada busca un “término medio” que proteja a los “Dreamers” sin medidas inaceptables en torno a la seguridad fronteriza, como el muro.

El senador Dick Durbin dijo que busca el apoyo del senador republicano, John McCain, y otros conservadores “clave” para el voto del “Dream Act”. Foto: María Peña/Impremedia

Durbin, coautor del “Dream Act”, junto al senador republicano por Carolina del Sur, Lindsey Graham, también expresó optimismo de que la Administración Trump “está buscando una vía para que los Dreamers  puedan quedarse, estar protegidos y convertirse en ciudadadanos de este país”.

La urgencia se debe a que, tras el anuncio de la eliminación gradual del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, alrededor de 690,000 “DACAmentados” quedarían expuestos al riesgo de la deportación, una vez que venzan sus permisos de trabajo y estancia legal en el país a partir del 6 de marzo de 2018.

El Congreso tiene ahora seis meses para actuar, aunque el campo de maniobra es más estrecho si se toma en cuenta la cantidad de prioridades pendientes, que 2018 es un año de elecciones legislativas y que, en general, los legisladores evitan tocar asuntos espinosos como el tema migratorio.

El “Dream Act” es uno de varios proyectos de ley para proteger a los beneficiarios de “DACA” y, según el congresista demócrata por Nueva York, Adriano Espaillat, los “Dreamers”  y demás familias inmigrantes necesitan protección de una “divisoria agenda de deportación masiva” de la Administración.

Por su parte, Michael Sheeran, presidente de la Asociación de Colegios y Universidades Jesuitas, señaló que el 10% de los congresistas demócratas y republicanos son exalumnos de instituciones jesuitas, y les pidió que no olviden las enseñanzas de respeto y protección de los derechos del prójimo y ayuden a los “Dreamers”.

Balón de oxígeno para negociaciones

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, insufló oxígeno a las negociaciones entre bambalinas después de que, según el diario “The Huffington Post”, éste dijera ayer en un encuentro privado con conservadores que está dispuesto a incluir una medida para los “Dreamers” en un megaproyecto de ley de gastos que tiene que ser aprobado a más tardar el próximo 8 de diciembre.

La oficina de Ryan confirmó a este diario que los republicanos están trabajando en un plan con la idea de que poner coto a la inmigración ilegal, pero no quiso ofrecer detalles.

Preguntado por este diario al respecto, Durbin dijo que Ryan es un líder “clave” en las negociaciones, y es “alentador” que otros conservadores le han expresado interés en trabajar de forma bipartidista.

En la rueda de prensa en el Capitolio, la senadora demócrata por California, Kamala Harris, reiteró su postura de que no votará por una ley de gastos si ésta no incluye protecciones para los “Dreamers”.

“Cada día en la vida de estos jóvenes es un tiempo muy largo (de espera), y debemos de dejar de jugar a la politiquería con sus vidas”, afirmó Harris.

Esperanza en las trincheras

Grupos cívicos que han acompañado durante años a los “Dreamers” en su lucha por la legalización, entre éstos America´s Voice, “United We Dream”, y la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU) se sumaron al llamado de los demócratas para que el Congreso apruebe una solución permanente antes de los días festivos de diciembre próximo.

Asimismo, repitieron su rechazo  de cualquier solución consensuada que incluya impopulares cláusulas punitivas contra el resto de los inmigrantes indocumentados.  Es decir, que los “Dreamers” no sean pieza de negociación ni de trueque a cambio de más detenciones y deportaciones, o la continua militarización de la frontera.

Becca Bracy Knight, directora ejecutiva de “The Broad Center” dijo a este diario que Ryan “reconoce la urgente necesidad” de dejar de lado los juegos políticos y “hacer lo correcto para  nuestros Dreamers y nuestro país”.

También Knight se pronunció a favor de un “Dream Act” sin ataduras y que provee una vía hacia la eventual ciudadanía de los “Dreamers”.