Los Dodgers presumen su realeza ante el mundo entero

Los legendarios Vin Scully y Fernando Valenzuela se encargaron de un primer lanzamiento incomparable

Guía de Regalos

Los Dodgers presumen su realeza ante el mundo entero
Vin Scully y Fernando Valenzuela, grandes leyendas de la franquicia de Los Angeles Dodgers lanzaron la bola inaugural del juego 2 de la Serie Mundial en Dodger Stadium.
Foto: Harry How / Getty Images

Antes de que la Serie Mundial diera inicio se especulaba quién tendría la distinción de lanzar la ceremonial primera bola. Los nombres venían uno tras otro e iban desde leyendas de los Dodgers como Sandy Koufax y Vin Scully hasta personalidades de Los Ángeles como Kobe Bryant.

La elección fue inmejorable porque hizo honor al atleta posiblemente más relevante de la historia cuando la viuda de Jackie Robinson, Rachel, y sus hijos Sharon y David, aparecieron en el campo para la ceremonia y recordar al inmortal número 42 en su 45 aniversario luctuoso.

Y luego el miércoles, los Dodgers enviaron a la lomita a parte de su batería pesada.

Scully, disfrutando su retiro del micrófono tras 67 años transmitiendo como la voz del equipo, se encaminó al diamante, ovacionado.

“Es mucha presión“, bromeó el hombre que en un mes cumplirá 90 años.

Scully luego pidió un catcher para hacer el lanzamiento y de la caseta emergió Steve Yeager, héroe de la Serie Mundial de 1981. Con micrófono en mano, Scully le advirtió a Yeager que su bola rápida a esta edad es como un cambio de velocidad. “Para que no te vayas a confundir”, le dijo.

Pero al impulsar el brazo izquierdo, Vin “se lesionó el hombro” y no pudo realizar el lanzamiento. “Me disculpo, lo siento mucho”, dijo. “Voy a tener que llamar al bullpen y pedir un pitcher zurdo“.

Y entonces vino otro murmullo del público que se transformó en ovación cuando Fernando Valenzuela saltó al campo para momentos después hacer el lanzamiento a Yeager.

Por último, Scully invitó a todo el estadio a cantar su tradicional saludo a la cuenta de tres para que se escuchara hasta Houston: “It’s time for Dodger Baseball”.

¡Los Dodgers presumieron a parte de su realeza en los primeros juegos de la Serie Mundial. En ese departamento, ya dieron una paliza!