Familia de científico mexicano desaparecido en Los Ángeles ofrece recompensa

20 días de desesperada búsqueda

MÉXICO.- La familia del científico mexicano Enrique “Quique“ Garibay, oriundo de Irapuato, Guanajuato, está desesperada porque a más de  20 días de que se vio por última vez en el restaurante Carls Jr. ubicado en el West Century Boulevard, de Los Ángeles,  el gobierno local no da señales de avance en la investigación más allá de la emisión de una ficha de reconocimiento como desaparecido.

“Nosotros, como familia, ofrecemos 10,000 dólares a aquella persona que lleve a mi tío a las autoridades’’, informó Eréndira Acuña, sobrina de Garibay, en entrevista telefónica con este diario desde Guanajuato.“Parece como si no lo estuvieran buscando’’.

Acuña, quien actualmente es la voz activa desde México, afirma que ya entregaron a la Missing Persons Units (MPU) de Los Ángeles la pista que la familia ha podido encontrar (en días pasados su hermano Roberto Acuaña, viajó a California para impulsar la búsqueda).

Ficha de búsqueda emitida en EEUU.
Ficha de búsqueda emitida en EEUU.

Se trata de las placas de una camioneta (CA7VGJ780) que Garibay rentó a la compañía AVI el día 4 de octubre antes de su desaparición y de la cual la arrendadora no quiere dar información con el argumento de que ésta no contaba con GPS.

“En Estados Unidos tienen toda la tecnología, les dimos las placas de un coche y dicen que no pueden hacer nada’’, advierte Eréndira Acuña quien describe al científico como un hombre generoso, noble, comprometido, alegre y positivo. “Sólo le pedimos a las autoridades de allá, al alcalde Eric Garcetti, que sea serio porque a lo mejor para ellos es un mexicano más que desaparece, pero en realidad buscamos a un gran hombre’’.

Garibay, de 51 años, emigró a Hungría para estudiar física a través de una beca. Posteriormente hizo una maestría y un doctorado en Boston donde se graduó en neurociencias y matemáticas, aunque tenía su residencia en Europa con su esposa Erika con quien tiene 25 años de casada y dos hijos. Viajó a EEUU para visitar a colegas y para buscar  la publicación de algunos libro de su autoría

“El es una persona responsable, no es de los que abandonan a la familia’’, dijo Erika en Los Ángeles, donde se trasladó para dar seguimiento a la localización de su marido y pedir ayuda diplomática en los consulados de México, España (Garibay es de ascendencia española y viajó a EEUU con pasaporte español) y al Hungría, aunque ha sido el mexicano el más activo.

En entrevista con este diario, Carlos de Alba, cónsul de México en Los Ángeles, detalló que desde el consulado han estado en contacto con “cuanta autoridad“ involucrada, de la Policía de Los Ángeles, a la alcaldía, el condado, el sheriff, hospitales, centros de atención y la Universidad Loyola, donde el doctor estuvo haciendo labores. “Entiendo la frustración de la familia, pero estamos haciendo todo lo posible para localizarlo’’.