Piden cargos criminales para individuo que casi arrolla a manifestantes pro TPS

No le importó meter su vehículo por entre los marchistas; lo arrestan pero lo dejan libre

Tomas Mexie fue una de las personas que resultaron lesionadas por el incidente del coche. / Foto: Aurelia Ventura.
Tomas Mexie fue una de las personas que resultaron lesionadas por el incidente del coche. / Foto: Aurelia Ventura.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinión

“Si no brinco, me aplasta”, exclama todavía enojada e indignada Delmi Rivas quien escapó de ser arrollada por un conductor que metió su vehículo entre una multitud de manifestantes que pedían la renovación del Estatus de Protección Temporal (TPS) fuera de las oficinas del congresista republicano Ed Royce.

Yo vi venir un vehículo azul. Conducía a dos o tres millas por hora. Ese hombre se nos va a lanzar. Nos va a aplastar, pensé. Y no me equivoqué, se nos dejó venir. Tenía una expresión de odio en la cara. Estaba muy enojado”, narra Rivas.

Ella había ido a dar su apoyo a los amparados con el TPS durante una demostración para poner presión al congresista Royce en Brea, California. La demostración fue organizada por el Sindicato Internacional de Trabajadores de los Servicios (SEIU USWW), UNITE Here y Carecen.

“Todavía siento coraje, impotencia. Entre los manifestantes había personas mayores, bebés, niños. Pudo haber provocado una tragedia”, considera Rivas.

El incidente dejó varios lesionados que terminaron en el hospital.

Uno de ellos fue Tomás Mexía, un inmigrante de El Salvador, beneficiario del TPS quien pasó la noche en un hospital y salió con un collarín.  “No me dejaron salir hasta que me hicieron todos los estudios”, comenta.

A Mexia le va a tomar dos semanas regresar a su trabajo como conserje. “ Nosotros solo íbamos a pedir apoyo para que nos renueven el TPS otros 18 meses, y nos den un camino a la residencia. Ya llevábamos entre 20, 30 años con el TPS”, menciona nervioso.

Otros lesionados que fueron llevados al hospital para ser evaluados son: Iván Amigón Cuevas, María Ortiz, Ana Gallegos, Santiago Rubio, Blanca Flores, Catherine Pérez, Julio Ramírez y César Aquiles.

Fue alrededor de las 12:30 del mediodía, cuando los manifestantes fueron embestidos por el auto que conducía Daniel Wensek de 56 años, residente de Brea. Se calcula que marchaban entre 150 y 200 protestantes.

Después de abandonar las oficinas de Royce, habían comenzado a caminar alrededor de la intersección de las calles Birch y Brea cerca de la oficina del congresista cuando ocurrió el percance.

El agresor fue arrestado bajo sospecha de asalto con arma mortal. Pero horas más tarde fue liberado pendiente de una mayor investigación, según dio a conocer el teniente Kelly Carpenter del Departamento de Policía de Brea.

Varios inmigrantes centroamericanos amparados con el TPS salieron lesionados. / Foto: Aurelia Ventura.

Exigen mayores cargos

Sandra Díaz, director de políticas del Sindicato Internacional de Trabajadores de los Servicios del Oeste (SEIU USWW) precisa que están poniendo presión para que la procuradora de la ciudad de Brea interponga cargos criminales contra el hombre que atropelló a los manifestantes.

“Ellos estaban en su derecho de manifestarse”, observa.

Y agrega que los daños son menores pero la mayoría de los manifestantes están en shock. “Hay que recordar que muchos de ellos vienen con traumas de la guerra de sus países de origen”, dice.

Aunque el incidente ha dejado sentimientos de temor y angustia entre los tepesianos, comenta que persiste el deseo de luchar para que el TPS se extienda.

Se espera que para principios de noviembre, la administración Trump anuncie si van a extender el TPS por otros 18 meses para los salvadoreños y hondureños. El permiso de trabajo que tienen en vigencia vence en enero.

El temor a que pudiera ser cancelado se dio a partir de que a los haitianos solo se los renovaron por seis meses más, y les han pedido que regresen a su país.

Los inmigrantes que por décadas han estado amparados por el TPS, son sujetos a una revisión de sus antecedentes penales cada 18 meses. Se estima que hay más de 300,000 inmigrantes bajo el TPS de países como El Salvador, Honduras, Haití y Nicaragua.

Tomás Mexia es uno de los amparados con el TPS que resultó lesionado cuando un conductor no respetó la manifestación de inmigrantes y se metió en la multitud. (Photo Aurelia Ventura/ La Opinion)

Crimen de odio

David Huerta, presidente del SEIU para el oeste considera que el incidente puede ser un crimen de odio, deliberado cuando ellos solo ejercían sus derechos civiles.

“Los manifestantes que visitaban al congresista Royce buscaban llamar la atención sobre el sufrimiento de los inmigrantes cubiertos con el TPS quienes bajo la administración Trump y la complicidad del congresista Royce y otros han volteado sus espaldas a estos refugiados”, acusa.

Desafortunadamente, opina, estos crímenes de odio han sido alimentados por el ambiente de miedo y división establecidos por la administración Trump, y los ataques con vehículos han sido activamente promovidos por las fuerzas extremistas de la extrema derecha.

Decenas de inmigrantes asistieron hoy para denunciar cómo un hombre les lanzó su auto mientras protestaban. / Foto: Aurelia Ventura. 

“Invitamos al congresista Royce para que se nos una y denuncie la violencia terrorista contra pacíficos manifestantes que ejercen sus derechos constitucionales, y expresan su apoyo para que se extienda el estatus TPS para inmigrantes que trabajan incansablemente por nuestros niños, limpian casas y oficinas y trabajan en los campos “, dice. 

El congresista Brea no se encontraba en su oficina al momento de la protesta pero envió un comunicado en el que expresa que condena en los términos más fuertes posibles cualquier clase de violencia. “No hay espacio para la confrontación física o las acciones que pongan en riesgo las vidas”, señaló.

Completó que su personal y él mismo permanecen comprometidos a reunirse con sus representados que quieran dar sus opiniones de una manera civil y respetuosa.