Activistas preparan protestas multitudinarias para exigir juicio político contra Trump

Ciudades a lo largo y ancho del país se preparan para marchar en contra de Trump

WASHINGTON- Activistas del grupo “Rechazo al Fascismo” han anunciado una serie de protestas en una decena de ciudades en todo el país el próximo 4 de noviembre para exigir un juicio político contra el presidente Donald Trump, para así poner fin a lo que calificaron como la “pesadilla del régimen” .

“Esta pesadilla tiene que acabar: el régimen de Trump-Pence tiene que irse”, urgen los activistas de “Refuse Fascism” a través de su página web.

Hasta la fecha, hay protestas organizadas en ciudades como Nueva York, Los Ángeles y el área de San Francisco (California), Seattle (Washington), Austin (Texas), Boston (Massachusetts) Chicago (Illinois), Filadelfia (Pensilvania), Atlanta (Georgia), Cleveland (Ohio),  Omaha (Nebraska), y Honolulu (Hawaii), entre otras.

La serie de protestas se producirá en unos momentos en que las investigaciones del FBI en torno a la presunta injerencia de Rusia en los comicios y la posible colusión de la campaña presidencial de Trump ya se cobró sus primeras víctimas. Los activistas esperan que esas investigaciones conduzcan a un juicio político para desalojar a Trump de la Casa Blanca.

El grupo, con sede en Nueva York,  acusa a la Administración de atropellar los derechos de las minorías,  las mujeres, los inmigrantes y la comunidad gay y han llevado su campaña a las redes sociales para atraer a miles de manifestantes de recintos universitarios, grupos cívicos, religiosos y sindicalistas, y organizaciones profesionales en todo el país.

“Miles se congregarán en ciudades y pueblos en todo el país. Un movimiento de protestas cada día y noche, creciendo hasta que nos convirtamos en millones decididos a no parar hasta que saquemos del poder a este régimen”, indicó el grupo.

En su página web, el grupo también ha incluido material en inglés y español con diversas gráficas, afiches, volantes y pancartas, y el mensaje de que es hora de sacar del poder a Trump y al vicepresidente, Mike Pence.