Amnistía Internacional pide ayuda de Ivanka Trump para cierre de centro de detenciones en Pensilvania

Los niños y sus padres deberían ser tratados humanamente y deberían poder acceder a la protección cuando llegan a las fronteras de EEUU
Amnistía Internacional pide ayuda de Ivanka Trump para cierre de centro de detenciones en Pensilvania
Amnistía Internacional USA mantiene su campaña de presión para lograr el cierre de un centro de detención de familias migrantes en Pensilvania. Foto: María Peña/Impremedia

WASHINGTON – Activistas de Amnistía Internacional USA enviaron este lunes una carta a Ivanka Trump como parte de su continua campaña de presión para lograr el cierre de un centro de detenciones en el Condado Berks, en Pensilvania, donde aún permanecen unas 60 familias inmigrantes con niños menores, muchos de los cuales tienen casos de asilo válidos.

En la carta enviada hoy a la hija del presidente Donald Trump, Amnistía Internacional le pide respuesta a otra que le enviaron en junio pasado para que visitara el Centro Residencial en el Condado Berks, ya que ésta ha expresado interés en defender el bienestar de las familias trabajadoras en EEUU.

La carta incluye más de 33,000 firmas recabadas de todas partes del mundo pidiendo, en postales y peticiones, su intervención para “poner fin a la política cruel de detener a niños y padres que simplemente están buscando refugio y seguridad” en Estados Unidos.

“Nuevas familias siguen siendo detenidas a diario simplemente por pedir protección de la violencia y persecución que afrentan en sus países.. la detención de familias es inhumana, costosa, y debilita la larga historia de este país como rayo de esperanza para la gente que busca seguridad” en este país, argumenta la carta firmada por la directora ejecutiva de Amnistía Internacional USA, Margaret Huang.

“Los niños y sus padres deberían ser tratados humanamente, y deberían poder acceder a la protección cuando llegan a las fronteras de EEUU, pero, en vez, son detenidos en condiciones similares a una cárcel, pese sus reclamos válidos de asilo”, agregó la misiva.

Durante el verano, Amnistía Internacional logró la puesta en libertad de cuatro familias, que pasaron casi dos años en el centro de detenciones en el Condado Berks. “Josué”, un niño de tres años, aprendió a hablar y caminar en el centro de detenciones, y otro niño, “Carlos”, pasó dos años encerrado y salió en libertad poco antes de cumplir los cinco años.

Además de la carta a Ivanka Trump, los activistas también colocaron frente a la Casa Blanca ositos de peluche y siluetas de cartón en representación de los menores detenidos en el Condado Berks, y aseguraron que ningún niño debe crecer entre las cuatro paredes de una cárcel.

Ositos de peluche muestran mensajes contra la detención de menores y sus familias. Foto: María Peña/Impremedia

“El encarcelamiento sin sentido de madres, padres, y niños, contraviene los valores compartidos de nuestro país de igualdad y dignidad. Es hora de que el gobierno ponga fin a la práctica cruel de detener a familias en centros como el de Berks de una vez por todas”, y dejar en libertad a las familias, dijo Huang.

Amnistía Internacional USA también llevó su campaña a las redes sociales con la etiqueta “#TheBerksKids”.