Arabia Saudita autoriza por primera vez el ingreso de mujeres a estadios

Los tres principales estadios deportivos permitirán el acceso a familias desde el siguiente año
Arabia Saudita autoriza por primera vez el ingreso de mujeres a estadios
Mujeres en la celebración el día nacional de Arabia Saudita. Getty
Foto: Getty

Arabia Saudita permitirá a las mujeres ingresar a grandes eventos deportivos por primera vez.

Así lo anunciaron autoridades saudíes este domingo, por lo que familias completas podrán ingresar desde 2018 a tres estadios cuyo acceso estaba permitido solo para hombres.

El reino, considerado ultraconservador, tiene algunas de las restricciones más estrictas del mundo para las mujeres.

El anuncio se da en el marco de las ambiciosas reformas promovidas por el poderoso príncipe de la corona Mohammed bin Salman, incluida la histórica decisión de permitir a las mujeres conducir desde el mes de junio de 2018.

“Comenzando la preparación de tres estadios en (las ciudades de) Riad, Yeda y Dammam para estar listos para recibir a las familias desde principios de 2018″, publicó en Twitter la cuenta oficial de la Autoridad Deportiva General.

En las sedes se instalarán restaurantes, cafés y pantallas de video, agregó la autoridad.

Los cambios

El mes pasado se permitió a cientos de mujeres ingresar a un estadio deportivo en Riad, utilizado principalmente para partidos de fútbol, ​​en un acto para celebrar el día nacional de Arabia Saudita.

El anuncio del domingo implica que a las mujeres de Arabia Saudí se les permitirá por primera vez asistir a eventos deportivos dentro de los estadios junto a los hombres.

Bajo el sistema de tutela vigente en este país, un miembro varón de la familia -normalmente el padre, esposo o hermano- debe otorgar permiso para el estudio, los viajes y otras actividades de una mujer.

Sin embargo, el reino parece estar flexibilizando algunas normas como parte de su plan denominado “Visión 2030” para las reformas económicas y sociales, mientras se prepara “para una era posterior al petróleo”.

El mes pasado, un decreto real anunció que a las mujeres se les permitiría conducir.

También se espera que el reino levante la prohibición pública de los cines y permita las celebraciones de géneros mixtos, algo nunca antes visto.

Primero mujeres conduciendo, ahora estadios. ¿Qué sigue? ¿Clubes nocturnos?” dijo un usuario saudí de Twitter, haciéndose eco de una avalancha de comentarios en redes sociales que expresaban sorpresa por el ritmo acelerado de las reformas.

El príncipe

En una llamativa aparición pública, la semana pasada, Mohammed bin Salman prometió una Arabia Saudita “moderada”, considerada durante mucho tiempo exportadora de una especie de islam puritano.

El príncipe de 31 años,, como es bien sabido, prometió que su reino volverá a ser “lo que era antes: un país de Islam moderado que es tolerante con todas las religiones y el mundo”.

Su comentario coincide con su imagen pública de audaz reformador liberal en un país muy conservador donde más de la mitad de la población tiene menos de 25 años.

Getty

Las mujeres en Arabia Saudita podrán conducir desde junio de 2018.

Pero su visión de una nueva Arabia Saudita está plagada de riesgos y podría desatar una reacción de los conservadores, advierten analistas.

“A pesar de las declaraciones audaces, es importante recordar que el dominio del pensamiento conservador desde fines de la década de 1970 no puede revertirse rápidamente“, dijo la firma de análisis Eurasia Group.

“Los elementos ultraconservadores y radicales siguen planteando riesgos”, señalan.

El gobierno parece haber puesto un freno a la muy temida policía religiosa, acusada durante mucho tiempo de acosar al público con costumbres islámicas rígidas, que casi han desaparecido de las grandes ciudades.

Algunos clérigos conservadores, que durante años se opusieron firmemente a más libertades sociales para las mujeres, se han retractado y decidieron apoyar medidas como el permiso de conducir a las mujeres.