Este aliado de Trump sería el próximo en caer en la investigación del “Rusiagate”

Expertos aseguran que los arrestos de Paul Manafort y Rick Gates por el "Rusiagate" son solo el comienzo
Este aliado de Trump sería el próximo en caer en la investigación del “Rusiagate”
Crece el nerviosismo en la Casa Blanca por investigación de Robert Mueller
Foto: Win McNamee / Getty Images

Luego de los arrestos del director de campaña de Donald Trump, Paul Manafort y su asesor Rick Gates este lunes, parece inminente que el próximo en caer en la investigación del “Rusiagate” sería el ex asesor de seguridad nacional de Trump, Mike Flynn.

Mike Flynn se ofreció a testificar frente al Comité de Inteligencia del Senado en abril, poco después de que fue despedido por mentir acerca de sus contactos con los rusos durante las elecciones presidenciales de 2016. En ese entonces Flynn pidió inmunidad a cambio de su testimonio, no obstante su propuesta fue rechazada por la justicia.

Esta oferta de ofrecer su testimonio a cambio de inmunidad dejó claro que Flynn creía que tenía información perjudicial de alguien mucho más arriba en la investigación, y el rechazo por el comité dejó ver que la evidencia que ofrecería Flynn ya la tenían los investigadores de Robert Mueller.

Flynn fue descubierto con las manos en la masa por haber mentido sobre sus conversaciones secretas con el alto diplomático ruso, Sergey Ivanovich Kislyak antes de ser nombrado como asesor de seguridad nacional de Trump.

Según se conoció estas conversaciones buscaban un alivio por parte de EEUU a las sanciones impuestas por Obama en contra Rusia por sus intentos de interferir en la elección presidencial 2016.

Mike Flynn, ex asesor de seguridad nacional de Donald Trump

El representante demócrata, Adam Schiff, el miembro de mayor rango del Comité Permanente de Inteligencia de la Cámara de Representantes, dijo a ABC News este domingo que Flynn podría a su vez tener que responder ante la justicia.

Este lunes la especulación sobre el arresto de Flynn llego de varias fuentes en las redes sociales, incluyendo periodistas y funcionarios del gobierno.