Mezcal ‘Los Javis’; el destilado mexicano que está revolucionando Los Ángeles

Este mezcal de Santiago Matatlán se está convirtiendo en una referencia dentro y fuera de los EEUU
Mezcal ‘Los Javis’; el destilado mexicano que está revolucionando Los Ángeles
Trabajador cortando Maguey

Mucho esfuerzo, mucha determinación y algo de suerte. Esos podrían ser los tres rasgos que han ayudado a los hermanos Javier y Jaime Mateo, oriundos de Santiago Matatlán, Oaxaca, a triunfar con su marca de mezcal ‘Los Javis’ no solo dentro de los EEUU, sino también en Alemania, Francia o España, entre otros países europeos; llegando en el condado de Los Ángeles a colocar su producto en los estantes de Trader Joe’s.

Hoy su marca se encuentra en los restaurantes mexicanos más prestigiosos de Los Ángeles como Mercado Guelaguetza; bares como Everson RoyceLas Perlas, y poco a poco, se va asentando a lo largo de California y en otros 8 países del mundo, algunos tan distantes como Australia.

“Poco a poco fuimos conquistando más que a clientes, yo los llamaría amigos. Uno se lo recomendaba a otro; ese otro a otro y así entramos en muchos bares y restaurantes sin hacer mucho ruido”, explica en entrevista telefónica con La Opinión Jaime Mateo, contento de la reciente popularidad que esta bebida destilada ha ido ganando en suelo estadounidense.

‘Los Javis’ cuentan con su propio cultivo y cosecha de agave en Oaxaca (Facebook Los Javis)

¿La clave de su éxito? Un arguardiente elaborado por ellos mismos, con mino y con pasión, de principio a fin. Javier se encarga de su distribución por Europa; “lo mismo le ves viajando como le ves en el campo trabajando”, dice Jaime sobre su hermano —quien también dirige la destilería familiar en Oaxaca— mientras que Jaime se encarga de su distribución dentro de los EEUU.

“Los que tienen un gran conocimiento y un gran paladar automáticamente lo prueban y sienten la calidad”, continúa Jaime orgulloso de mantener los estándares de siempre aunque su producción se haya multiplicado por ocho, porque como explica: “el mezcal en Oaxaca antes que ser una bebida alcohólica es una bebida cultural”; rasgo que ambos hermanos se niegan a perder.

En la actualidad, ‘Los Javis’ da empleo a unos 50 miembros de la comunidad oaxaqueña local, y también a residentes de San Juan Titipac, la ciudad natal de su madre, donde los hombres se encargan del cultivo de agave —que dejan crecer de 9 a 12 años, repartidos en diversas fincas— de su cosecha y fermentación; y las mujeres de su embotellado.

Mujeres trabajan en el embotellado del mezcal (Cortesía Mezcal Los Javis)

UN TESORO FAMILIAR

No obstante, llegar hasta aquí ha sido un proceso largo. Fue el padre de ambos, Javier Mateo, quien fundó, junto a su hermano, un palenque  —destilería de mezcal— en 1979. La modesta producción familiar se mantuvo hasta 1994, cuando una severa recesión económica golpeó México. Seguían produciendo mezcal, pero a una escala muy íntima que distribuían entre amigos y conocidos.

En 1997, su hermano Javier emigró a Los Ángeles en busca de oportunidades económicas y en 2003, la familia fundó ‘Los Javis’. “Es una marca que honra a tres generaciones: Javier mi padre, Javier mi hermano y Javier mi sobrino”, explica Jaime. Marca que además encarna esa necesidad que sienten de mantener una tradición que honra sus orígenes oaxaqueños.

Javier no regresó a Oaxaca hasta 2010 cuando su padre fue diagnosticado con Parkison. Ambos hermanos vivían por entonces en Los Ángeles y, aunque los dos querían regresar a los EEUU, uno debía permanecer en Oaxaca para encargarse de la producción desde allí.

Ante la dificultad de decidirse simplemente lanzaron una moneda al aire. “Yo gané y por eso estoy aquí”, dice jocoso Jaime, “bueno, en realidad todos ganamos porque los conocimientos que Javier tenía, todo lo que había aprendido fuera, pudo después aplicarlo en Oaxaca”.

Diferentes tipos de mezcal en función del agave usado (Cortesía Los Javis)

‘Los Javis’ aterrizó en Los Ángeles en 2011, estando únicamente presente en bares fieles como La Cuevita donde, por su novedad, se vendía bien. “Una semana nos compraban una caja, a los tres días unas cajas más”, recuerda Jaime. Hoy, el éxito de ‘Los Javis’ no deja de crecer y su mezcal se bebe en los restaurantes y bares más elitistas entre aquellos que hasta hace poco solo se atrevían a tomar whiskey y cócteles en las noches angelinas.

“Hace siete años yo decía que me dieran un mezcal y la gente me decía ‘¿qué es el mezcal?“, explica Jaime sobre esta asombrosa transformación, “y cuál es la diferencia entre el mezcal y el tequila era la pregunta más común, ahorita, nadie pregunta eso en Los Ángeles. Ahora te preguntan qué agave es; dónde fue consechado, etc. y todo ese tipo de preguntas técnicas”.

?>